Logo Vodafone

Compartir en:

Un repaso gráfico por los pioneros del fotoperiodismo de teléfono móvil

Gracias a la nueva generación de ‘smartphones’, con cámaras cada vez más potentes, y aplicaciones más inmediatas y accesibles como Instagram, Twitter o Tumblr, se está gestando una nueva revolución fotográfica. Desde los fotoreporteros de guerra a los blogueros de viaje nadie duda en viajar y desplazarse con su ‘smartphone’. Tradicionalmente, el reportero gráfico ha viajado con un aparatoso equipo de cámaras, baterías, trípodes y flash para ilustrar la noticia. Pero la nueva generación de teléfonos inteligentes ha permitido en muchas ocasiones reemplazar la cámara de fotos por la cámara del móvil.

Se está incluso creando una nueva estética, con fotografías cuadradas que nos recuerdan a las antiguas cámaras de medio formato y utilizando todo tipo de filtros y marcos que tan sólo hace unos pocos años estaban considerados poco realistas. A su vez, con el auge de los blogs y la visibilidad que permite internet, existen numerosas iniciativas alejadas del clásico reportaje periodístico. Los siguientes fotógrafos hacen realidad la famosa cita de la profesión: “la mejor cámara es la que siempre tengo a mano“. A continuación, os presentamos algunos de los pioneros de esta revolución del fotoperiodismo.

Ben Lowy

Lowy tiene el honor de ser el primer fotógrafo móvil que fue portada de la revista Time con un reportaje exhaustivo y literalmente inmediato sobre los destrozos provocados por el huracán Sandy en la costa norteamericana. Aclamado fotoperiodista de guerra, ganador de numerosos premios por sus paisajes de Iraq realizados desde el interior de un carro acorazado, fue de los primeros en aprovechar este nuevo medio. Viajó a Libia para documentar las revueltas de la Primavera Árabe con dos cámaras réflex y un simple ‘smartphone’. No dudó en utilizar todo tipo de filtros y marcos; y nos regaló unas imágenes que muestran la realidad de las zonas de conflicto con una mirada totalmente nueva. Desde entonces también ha viajado a Afganistán, desde dónde ha tomado sorprendentes espontáneas de la vida cotidiana con su ‘smartphone’.

Kirsten Alana

Con su famoso blog Aviators and a Camera, Kirsten se ha movido por medio mundo como bloguera de viajes. Desde que se le estropeó su cámara réflex en un incidente acuático, se ha convertida en una auténtica pionera de la fotografía móvil. Lleva más de 5 años años documentando sus viajes exclusivamente con su teléfono móvil porque, según sus propias palabras, le aligera enormemente el equipaje, tiene una infinidad de apps para retocar sus imágenes y puede editar sus fotos desde cualquier rincón. La calidad de sus fotografías no ha disminuido en absoluto pero sí le ha permitido centrarse mucho más en otros aspectos de su trabajo y disfrutar de la inmediatez que requiere.

Michael Christopher Brown

Reportero de la agencia Magnum, ha documentado sitios tan dispares del mundo como la isla rusa de Sakhalin o la ciudad de Xiasi en el interior de China. También se introdujo en la fotografía móvil en Libia durante la Primavera Árabe. Según sus propias palabras quería explorar la iconografía bélica y lo que él denomina la “distancia ética”. Se juntó a los rebeldes y viajó por el desierto viviendo de primera mano los enfrentamientos armados, únicamente portando su ‘smartphone’. Consiguió imágenes tan impactantes que la propia cadena HBO decidió realizar un documental exclusivamente sobre su obra, “Witness: Libya”. Desde entonces, una importante parte de su trabajo está ideado y realizado con su ‘smartphone’. Como las impresionantes fotografías del conflicto de la República Democrática del Congo en las que no duda aplicar filtros personalizados.

Misho Baranovic

Fotógrafo australiano y desarrollador de apps, Misho se considera a sí mismo un fotógrafo móvil. Miembro fundador del extinto Mobile Photo Group, sólo realiza fotografías con su ‘smartphone’. Se interesó en un principio por la fotografía callejera en su ciudad natal, Sidney, documentando grandes eventos y fragmentos cotidianos de la urbe. En su siguiente proyecto quiso adentrarse en la iconografía de las periferias australianas, realizando con “Suburbia” un exhaustivo trabajo de fotografía urbana sobre la banalidad de estas zonas. Hoy en día busca relacionar la fotografía con la conciencia social, ayudando a que la gente pueda entender y transmitir la relación que les une con su entorno. Su último proyecto es “World Vision India”, en el que ayuda a niños de zonas muy desfavorecidas de la India a convertirse en auténticos reporteros gracias a ‘smartphones’ y a Instagram.

Theodore Kaye

De origen tayiko-americano, se ha especializado en realizar reportajes por los lugares más remotos de Asia central. Se dio cuenta del increíble potencial de su ‘smartphone’ en la provincia china de Xinjiang, cuando tuvo que ir a documentar las tensiones entre la etnia mayoritaria han y la minoría musulmana uigur. Theodore aprovechó la discreción que le proporcionaba su ‘smartphone’ para adentrarse dentro de esta comunidad sin levantar las sospechas de la policía local. La calidad de las fotos, el formato cuadrado, el uso de los filtros personalizados, los viñeteados y sus texturas rayadas nos transmiten una cierta sensación de eternidad, de un lugar dónde el tiempo se ha detenido, y nos acerca emocionalmente a una de las zonas más remotas del planeta.

Everyday Africa

Y finalizamos con un proyecto colaborativo ideado para Instagram y Tumblr. Fue creado por el fotógrafo de National Geographic Peter DiCampo y su socio Austin Merrill para describir la vida cotidiana en el continente africano. Su idea fue crear una contrapartida a las “inquietantes” líneas editoriales de los grandes medios occidentales, que solo se centran en la violencia y los conflictos de este continente. Sus imágenes, realizadas exclusivamente con ‘smartphones’ y por diferentes fotógrafos afincados en diversos países, nos transmiten un mundo vital y lleno de color. El impacto de este proyecto ha sido enorme, pues ha sido publicado en revistas de medio mundo, transformando de forma muy positiva la idea que tenemos de ese continente.

Compartir en: