Logo Vodafone

Compartir en:

Más allá de Pokémon Go: los otros usos de la realidad aumentada que ya están llegando a tu vida

play-doh

El juego de Pokémon Go ha acaparado titulares en medio mundo y ha logrado conquistar al público logrando algo mucho más importante que hacer que millones de usuarios vayan cazando bichitos por la calle: ha popularizado, y de qué manera, la realidad aumentada. Tanto es así que el juego de Nintendo es solo de la la punta del iceberg de esta tecnología.

Cada vez son más las aplicaciones que recurren a la realidad aumentada, capaz de reproducir objetos reales en la pantalla de nuestros móviles para interactuar con ellos. A diferencia de la realidad virtual, donde a través de unas gafas o cascos el usuario se sumerge en un entorno completamente ficticio, la realidad aumentada mezcla elementos imaginarios con el mundo real. En otras palabras, es capaz de poner un Pikachu dentro de tu plato de cocido.

Las compañías ya están aprovechando sus ventajas  y, sin duda, uno de los sectores que más punta le está sacando ya a la realidad aumentada es el de los videojuegos y el entretenimiento. De hecho, hasta los juegos tradicionales se están renovando, como es el caso de Play-doh, de Hasbro. La plastilina de toda la vida, con la que han jugado generaciones y generaciones, da ahora un salto de la mano de la realidad aumentada para pasar a las pantallas de tabletas y teléfonos móviles.

Su nueva aplicación, exclusiva para iPad y iPhone, escanea las creaciones que hagamos con plastilina, las convierte en animados muñecos y las sumerge en un mundo virtual. El objetivo es que los más pequeños construyan una figura con sus propias manos y, después, le hagan una fotografía para que esta se convierta en la protagonista del videojuego.

Además de convertir muñecos de plastilina en figuras animadas a través de la ‘app’, también se puede decorar el escenario y, por ejemplo, moldear árboles y plantas que acompañarán al personaje en el universo virtual. Además, es posible crear objetos como un globo o unas alas para que el muñeco vuele. El juego no se basa en la competición, no existe ningún objetivo que alcanzar, sino que simplemente ha sido creado para que los niños exploren y disfruten de esa combinación entre realidad y mundo virtual.

Sin embargo, no todo va a ser jugar. De hecho, y aunque lo digital está presente ya en todas las vertientes de nuestras vidas, aún existen muchas personas que recurren en su día a día a lo físico, como el papel. A pesar de la flexibilidad que aportan los calendarios digitales, hay quienes prefieren seguir apuntando todos sus eventos en una agenda de las de toda la vida. Conscientes de ello, una compañía ha creado Slice Planner, una aplicación con la que aprovechar lo mejor de ambos métodos.

Si a la gente le gusta hacer garabatos y realizar pequeñas anotaciones para visualizar nuestras tareas futuras, la aplicación combina la presencia física del papel con las ventajas de los sistemas digitales más modernos.

Así, además de una ‘app’ para el móvil, Slice Planner cuenta con una agenda en papel. En ella, cada una de las páginas incluye el dibujo de un reloj a modo de diagrama. El usuario escribe en él cada una de sus obligaciones y, una vez que lo tiene completo, hace una fotografía con el móvil y toda la información pasa al mundo digital. De esta manera, se ahorra el tiempo de tener que escribir en el ordenador, la ‘tablet’ o el móvil todo lo que hemos apuntado en papel ya que, de forma automática, los eventos que hemos escrito a mano pasan a los calendarios digitales.

Además, gracias a la realidad aumentada, cuando la cámara enfoca el reloj en papel, los eventos que se solapan coincidiendo en la misma hora aparecen coloreados de rojo en la ‘app’, alertando así al usuario de que debe ajustar su agenda.

Actualmente, hay una campaña en Kickstarter para financiar el proyecto, que se ha servido de Google OCR, una herramienta que reconoce las letras impresas y las convierte a formato digital. Por el momento, habrá que esperar a que termine el ‘crowdfunding’ que, no obstante, ya ha logrado el objetivo económico que se marcaron sus creadores, doblando la cantidad que esperaban recibir.

Como era de esperar, el mundo de la fotografía tampoco ha dejado pasar las nuevas posibilidades de esta tecnología. Muchos seguidores de la saga mágica de Harry Potter habrán soñado en multitud de ocasiones coger el periódico para ver que las imágenes se mueven como si estuvieran llenas de vida. Sin magia de por medio, LifePrint es una herramienta que logra un resultado similar.

Al instalar la ‘app’ en nuestro móvil y enfocar con la cámara una imagen, esta cobra vida. En realidad, el usuario primero debe hacer un vídeo del que LifePrint extrae un fotograma. Esa imagen fija se imprime (por eso, el sistema tiene una pequeña impresora con conexión Bluetooth que permite pasar a formato físico las fotografías de manera inmediata) y, cuando a través de la cámara del móvil se enfoca la fotografía, la aplicación hace que la imagen fija comience a moverse en forma de vídeo o GIF al que incluso se le pueden añadir las animaciones de la red social Snapchat.

Tras lograr financiación con una campaña de ‘crowdfunding’ a través de Indiegogo, la herramienta ya se puede comprar, aunque solo en las tiendas de Apple. La aplicación está pensada para funcionar también como red social, ya que a través de ella se pueden enviar las fotografías a tus amigos, para que estos también puedan imprimir las imágenes y descubrir el contenido animado que esconden.

wayfair

Y además de para jugar, organizarnos o entretenernos, la realidad aumentada también tiene potencial para cambiar la manera en que compramos. WayfairView es una aplicación de venta de muebles y objetos de decoración diseñada por ingenieros de Google. Instalada en el teléfono, el usuario puede ver cómo queda una silla o un sofá en su salón para que sea mucho más fácil elegir si un mueble combina con el resto del mobiliario o si contamos con el espacio suficiente para colocarlo.

Para que el sistema calcule correctamente el tamaño de los objetos del entorno real que captura con la cámara, la ‘app’ utiliza Tango, la tecnología de Google que se integra en los móviles para que estos sean capaces de percibir y medir los objetos de su entorno.

El inconveniente es que la mayoría de los teléfonos no cuentan aún con Tango, pero se espera que algunos de los nuevos dispositivos que vayan saliendo al mercado incorporen esta tecnología. Por ahora, Lenovo ya ha puesto a la venta el primer dispositivo que lleva incorporada la tecnología, el Lenovo Phab 2 Pro.

Aunque todavía le queda camino por recorrer, cada vez hay más aplicaciones que se sirven de la realidad aumentada para exprimir al máximo las ventajas del mundo digital junto a lo físico. Y no solo de juegos vive la realidad aumentada, precisamente.


Con información de Engadget, Digital Trends y Technology Review. Imágenes de Play-doh y WayfairView.

Mientras te descargas algo de realidad aumentada, aquí hay entretenimiento:

– Cómo los videojuegos ayudan a la ciencia

Manjares atemporales: diez recetas de antes de Cristo que nos siguen deleitando hoy en día

Aspectos positivos y negativos de la VR en la salud

La era de la tecnología incomprensible: “Ni siquiera sus creadores la entienden”

Compartir en: