Logo Vodafone

Compartir en:

Quince títulos traducidos de películas que mejoraron sustancialmente el original

Sabemos de sobra que un mal título te destroza una película. Que se lo digan a nuestros pobres vecinos lusos, a quienes un distribuidor pasado de vinho verde les fastidió el final de ‘El planeta de los simios’ titulándola ‘O homme que veio do futuro. Eso está feo.

Pero también puede suceder al contrario: que en un momento de fortuita inspiración el traductor ucraniano tenga una epifanía y descubra, por ejemplo, que ‘Cipoto’ capta mucho mejor la esencia que el soso ‘Cincuenta sombras de Grey’. A continuación, un puñado de ejemplos inolvidables:

‘Paint your wagon’ vs ‘La leyenda de la ciudad sin nombre’ (1969)

Los productores de Hollywood quisieron reeditar el éxito de ‘Sonrisas y lágrimas’ (perdón: ‘The sound of music’) con este western musical, un género que definitivamente nunca debió mestizarse. El título original se refiere oscuramente a dar una mano de pintura a la caravana, pues el oro se está acabando en la mina. Ni comparación con el imperial título que se llevó en España: ‘La leyenda de la ciudad sin nombre’.

‘The Blues Brothers’ vs ‘Granujas a todo ritmo’ (1980)

Ahora que todo quisque habla inglés como Francis Matthew el clásico del cine gamberro se hubiera llamado en inglés, pero en aquellos lejanos 80 el distribuidor debió de pensar que eso de ‘Los hermanos azules’ quedaba demasiado “raro” y optó por un título mucho más impactante y descriptivo.

‘The Searchers’ vs ‘Centauros del desierto’ (1956)

Convendrán conmigo que John Ford se lució con este título: ‘Los buscadores’ no sólo era más saborío que una hamburguesa de tofu sino que ahora pasaría por una peripecia de Yahoos y Altavistas. Mucho mejor el título en español, no comparen.

’50 shades of Grey’ vs ‘Cipoto’ (2015)

En Ucrania son muy de llamar al pan, pan y al vodka, vodka y consideran, con muy bien criterio, que eso de las 50 sombras es cogérsela con papel de fumar. O cogérselo. El cipoto.

‘The Sound of Music’ vs ‘Sonrisas y lágrimas’ (1965)

¿El sonido de la música? ¿Qué clase de pleonasmo es ese? Con toda la razón del mundo, cada país escogió para el musical de Julie Andrews el título que les salió del pentagrama: ‘Sonrisas y lágrimas’ en España, ‘La melodía du bonheur’, en Francia, y, nuestro favorito, ‘La novicia rebelde’, en México. Porque yo lo valgo.

‘Ice Princess’ vs ‘Soñando, soñando… triunfé patinando’ (2005)

Agárrense los machos, que entramos en la zona deslizante de los títulos cachondos. En un alarde de audacia, el traductor español intuyó que las adolescentes españolas no iban a sentirse atraídas por un concepto tan ajeno como ‘La princesa de hielo’, así que tiró por el carril de en medio y se sacó un pareado de la manga (del Mar Menor).

‘Take him to the Greek’ vs ‘Todo sobre mi desmadre’ (2005)

Tres cuartos de lo mismo: ¿qué jovenzuelo en su sano juicio va a meterse al multicine de turno a engullir una peli protagonizada por unos tales Jonah Hill y Russell Brand? Ahora bien, un sutil guiño al clásico de Almodóvar llevará a la muchachada a las butacas como hipnotizados por el flautista de Hammelin…

Beetlejuice’ vs ‘Bitelchús, el fantasma que a todos pasma’ (1988)

-¿Le ponemos ‘Zumo de escarabajo’ o “bitelchús”?

-Casi mejor bitelchús, pero añade algo al final para “contextualizar”.

-¿Una rima?

-Sí, una rima en consonante.

‘Tropic Thunder’ vs ‘Tropic Thunder, una guerra muy perra’ (2008)

Desde que habéis aprendido inglés nos habéis arrebatado la última parcela de creatividad a los tituladores, motherfuckers. Siempre nos quedará añadir una coletilla cachonda con rima. ¿A que ahora mola más, eh?

‘Ai no Korida’ vs ‘El imperio de los sentidos’ (1976)

En este caso sí que se echa en falta un humor más… ucraniano, porque el título original del clásico de Oshima estaba pidiendo a gritos un chiste del tipo ‘No hay corrida’, pero como si que hay, optaron por un mayestático ‘El imperio de los sentidos’ que le da mil vueltas al original.

‘The Hangover’ vs ‘Resacón en Las Vegas’ (2009)

Está visto que en el género comedia hay barra libre a la hora de adaptar el título al mercado local. Una barra libre que no deja resaca sino directamente resacón. O, peor aún, ‘Very bad trips’ (en Francia, pero en perfecto inglés) o el enigmático y absurdo ‘¿Qué paso ayer?’ en Latinoamérica.

‘Harold And Kumar go to White Castle’ vs ‘Dos colgaos muy fumaos’ (2004)

Honestamente, hay que estar muy fumao para comprar un boleto para ver ‘Harold y Kumar van al Castillo Blanco’. El desopilante título español gana por K.O.

‘Butch Cassidy and the Sundance Kid’ vs ‘Dos hombres y un destino’ (1969)

La distribuidora de ‘Dos colgaos muy fumaos’ aprendió de los clásicos que un título con dos nombres en inglés no vende. ‘Dos hombres y un destino’, en cambio, evoca a la amistad, a las aventuras e incluso a algún triángulo amoroso…

‘Airplane’ vs ‘Aterriza como puedas‘ (1980)

Se abre el telón y se ve a una señora en la puerta de la peluquería, que está cerrada. ¿Cómo se llama la película? “¡Ah, te rizas como puedas!”. Intenta hacer el chiste con el insípido ‘Airplane’ original.

‘Die Hard’ vs ‘La jungla de cristal(1988)

‘Chungo de matar’ hubiese molado, y además le hubiera ahorrado al distribuidor meterse en el berenjenal de las secuelas, en las que ya no había jungla de cristal que valiese pero seguía llamándose igual por motivos comerciales. Un dislate.

—–

Compartir en: