Logo Vodafone

Compartir en:

Los puzzles plegables como propaganda de guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial, los aliados difundieron formas de propaganda en la Europa ocupada que difieren mucho de los carteles y otros medios tradicionales. Un ejemplo es «Find the Fifth Pig», un pequeño y divertido rompecabezas plegable de papel que tenía mucho en común con esos memes excéntricos que hoy en día se abren camino a través internet.

Se trataba de una hoja con unos dibujos de cuatro cerdos en sus esquinas, con instrucciones impresas que invitaban a hacer una serie de pliegues para transformar a los cuatro cerditos en lo que la versión del folleto llamaba «el cerdo más grande de todos», Adolf Hitler.

La leyenda dice que el concepto fue elaborado por la Dirección de Operaciones Especiales británica (SOE) para aumentar la moral de la población de las naciones ocupadas y menospreciar al Führer alemán. También pudieron haber sido arrojados desde aviones. Estas caricaturas satíricas de Hitler, por ejemplo, se burlaron de su imagen y minaron la hegemonía nazi entre los civiles polacos.

Sea como fuere, el concepto fue un éxito total: la caricatura original y varios retoños comenzaron a aparecer por todas partes. Incluso hubo versiones en idiomas extranjeros que se extendieron a los vecinos europeos que se vieron obligados a vivir bajo la ocupación nazi. Por ejemplo, los griegos produjeron su propia versión del puzzle después de que Italia invadiera su tierra natal, donde la serie de pliegues revelaba la cara menos querida del dictador italiano Benito Mussolini.

También había una variante que usaba chacales en lugar de cerdos para dibujar al dictador, que se distribuyó por algunos países islámicos bajo la ocupación italiana.

E incluso una versión con cuatro becerros que al doblarlos formaban de nuevo la cara del ‘Duce’, al que también se le conocía peyorativamente por el apodo de “la vaca”.

Incluso un rediseño de estas hojas plegables estuvo en circulación en febrero de 1991 durante la primera Guerra del Golfo. En este caso, el cerdo más grande era Saddam Hussein y la escritura estaba en holandés, así que su autoría se sitúa en los Países Bajos.

Fuente: Origami Heaven

Compartir en: