Logo Vodafone

Compartir en:

PlayStation 5 vs Xbox Series: ¿Qué consola de nueva generación se merece tu dinero?

Siete años después del lanzamiento de PlayStation 4 y Xbox One, la próxima generación de consolas de videojuegos ya está aquí. El enfoque doble de Microsoft con la Xbox Series X y la Series S (más pequeña y barata) se puso a la venta el 10 de noviembre, seguida dos días más tarde por la PlayStation 5 y PlayStation 5 Digital Edition de Sony, que llega hoy 12 de noviembre a las tiendas de EE. UU., Japón, Canadá, México, Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur; y el resto del mundo (incluido España) las recibirá el 19 de noviembre.

Lo hacen en un momento donde la pandemia ha provocado que miremos el bolsillo más que nunca, pero que también ha permitido un auge en los videojuegos, ya que millones de personas pasan la mayor tiempo del tiempo en casa sin opciones para socializar físicamente, así que muchos considerarán que una nueva y brillante consola para jugar es imprescindible en estos momentos de incertidumbre global.

Sin embargo, para aquellos que aún no han tomado una decisión sobre cuál elegir, Sony y Microsoft han presentado un dúo de consolas sumamente poderosas que son maravillosas por derecho propio. Entonces, ¿cuáles son las diferencias y cuál es la más adecuada para ti?

Hardware de PS5 vs Xbox Series X – ¿Cuál es más potente?

Como siempre, una mejora en los gráficos son el gran atractivo para hacerse con alguna de las dos nuevas consolas. Ambas se enfocan en lograr una resolución 4K a 60 fps con especificaciones técnicas que difieren solo en un puñado de detalles. Aunque también son compatibles con la nueva velocidad de fotogramas de 120 fps, muy pocos juegos la ofrecen por ahora. De hecho la PS5 tendrá soporte para 8K sin un objetivo de velocidad de frames específico.

Las velocidades de fotogramas por segundo más altas y la resolución 4K permiten hacer del trazado de rayos (‘ray tracing’), por fin, el santo grial de los gráficos de ‘gaming’, ya que simula el comportamiento físico de la luz para ofrecer un renderizado de calidad cinematográfica, haciendo los juegos más intensos a nivel visual y que las sombras y los reflejos reaccionen en tiempo real (aunque la Xbox Series S más barata tiene su resolución de juego nativa limitada a 1440p). Así que lo que realmente las distingue es la interfaz de usuario, los juegos y el tipo de experiencia que pretenden brindar a la nueva generación de jugadores.

Por ejemplo, la PS5 también admite audio 3D inmersivo cuando se usa un auricular mientras se juega. Sony ofrece este audio a través de su nuevo motor Tempest, que puede gestionar cientos de fuentes de sonido, para un entorno de audio más realista. Es una experiencia comparable a Dolby Atmos si alguna vez ha utilizado este formato de audio espacial.

Por tanto, actualmente no existe un consenso real entre aquellos en la industria de los videojuegos sobre qué consola es más potente, pero al menos está claro que PlayStation y Xbox se están acercando a niveles similares de maneras diferentes. Sobre el papel, la Xbox Series X tiene una unidad de procesamiento de gráficos más potente que la PS5 (con más teraflops), pero ambas consolas también cuentan con SSD personalizados que prometen ofrecerán tiempos de carga drásticamente reducidos en comparación con la generación anterior. Sony realmente ha estado impulsando este mensaje, ya que podría ser el ganador en este frente con un rendimiento más rápido (5.5 GB / s frente a 2.4 GB / s) para su SSD.

Las diferencias en el rendimiento del juego en cada sistema, entonces, probablemente dependerán de cómo los desarrolladores elijan utilizar estos diferentes activos. Y, por supuesto, el modelo Xbox Series S más pequeño y económico de Microsoft es menos potente que cualquiera de las dos consolas.

En definitiva, la verdadera diferencia entre ellas radica en los objetivos separados que parecen tener Microsoft y Sony: los de Cupertino han apostado por duplicar su ecosistema de títulos impulsado por servicios de pago como el Xbox Game Pass, mientras que Sony se está enfocando en un salto generacional tradicional con exclusivas de gran éxito diseñadas para mostrar de lo que es capaz el nuevo hardware. Sin embargo, ambos adoptan la compatibilidad con versiones anteriores a lo grande.

Precio de PS5 vs Xbox Series X – ¿Cuánto cuestan?

Pero empecemos por la primera característica a la hora de decidirse. Sony ganó la guerra de consolas de 2013-2020, alcanzando un poco más de 112 millones de ventas de su PS4, en comparación con los 52,8 millones de Xbox One. Una de las razones por las que la PS4 demostró ser la consola más popular durante la última generación fue el hecho de que se lanzó a un precio más atractivo. Ninguno ha cometido ese error con sus nuevos modelos al hacer que las versiones de primer nivel coincidan de manera idéntica. Son las versiones solo digitales donde las diferencias reales se hacen visibles.

Así la PlayStation 5 viene en dos variantes: la edición digital sin unidad de disco Blue Ray y la versión estándar (con una unidad de disco). Ambas tienen exactamente la misma potencia y capacidades, pero la Edición Digital no podrá reproducir discos físicos de juegos. Cada una tiene un precio correspondiente:

  • Precio de PlayStation 5: 499 €
  • Precio de PlayStation 5 Digital Edition: 399 €

Como se mencionó anteriormente, las versiones de consola de nueva generación de Microsoft tienen diferencias más significativas que las de Sony. La Xbox Series X es la «verdadera» sucesora de la Xbox One, con una potencia comparable a la de la PS5. Mientras tanto, la Xbox Series S es un sistema de menor potencia destinado a ser un punto de partida más económico, pero menos preparado para el futuro de los juegos que vendrán. Con estos precios:

  • Precio de Xbox Series X: 499 €
  • Precio de Xbox Series S: 299 €

Diseño de PS5 vs Xbox Series X – ¿Cómo se ven?

En cuestión de factor de forma, cabe resaltar que cada una de estas consolas es bastante grande, eclipsando con creces el peso y las dimensiones de sus predecesoras. Y tienen una buena razón: esa cantidad de espacio es necesaria para albergar las impresionantes especificaciones que se encuentran dentro. Aún así, su tamaño no facilita el trabajo de encontrar un lugar adecuado para la consola en el hogar. Analicemos las dimensiones de cada una a continuación:

  • Dimensiones y peso de PS5: 390 mm x 104 mm x 260 mm / 4,5 kg
  • Dimensiones y peso de Xbox Series X: 150 mm x 150 mm x 300 mm / 4,4 kg

Así el diseño rectangular de la Xbox Series X, cuya mejor descripción es monolítico, hará que sea mucho más fácil de colocar en una mesa o debajo de un escritorio, donde puede ubicarse al ras contra una pared o un estante sin muchos problemas. También se puede colocar de lado si así lo deseas, pero acuérdate de dejar suficiente espacio para que el aire salga a través de los ventiladores situados en la parte superior.

Si bien se parece más a un ordenador de escritorio que a una consola tradicional, las especificaciones de diseño de la Series X se asemejan más a las anteriores, llevando el esquema de color y otros elementos que Microsoft ha perseguido durante años hasta su conclusión lógica.

Si buscas algo un poco más extravagante y atrevido, entonces la PS5 encaja con creces. Porque si bien el diseño de la PS5 no es para todos, no es demasiado exagerado decir que tiene un aspecto mucho más interesante que la Series X.

Y es que se eleva sobre la Xbox Series X, lo que la hace parecer pequeña en comparación. Es de hecho la consola más grande de todos los tiempos, pero con una forma inusual que dificulta su colocación debajo de un televisor o escritorio independientemente de la orientación. Afortunadamente, Sony proporciona un soporte para colocarla en vertical, lo que facilita mucho la configuración y también garantiza que haya menos riesgo de que se caiga accidentalmente.

En términos de entradas, las consolas son casi idénticas en la cantidad de puertos HDMI, USB y Ethernet provistos. Ambas son máquinas prácticas sin ser abrumadoras en cuestión de agujeros.

Mandos de PS5 vs Xbox Series X: ¿Cuáles son las grandes novedades?

En términos del controlador, Microsoft ha hecho un esfuerzo más conservador con la Series X. El diseño del mando permanece prácticamente sin cambios con respecto a la generación anterior, con pequeños añadidos en forma de un botón para compartir para enviar contenido a amigos y un agarre más texturizado para mayor comodidad. Se siente más agradable de usar, pero ciertamente es un caso de «si funciona, no lo cambies» de Xbox; y con toda honestidad, ¿quién puede culparlos?

A cambio de un mando nuevo, la Xbox Series X viene con la función Quick Resume que te permite cambiar entre los estados activos de seis juegos diferentes a la vez. Mantenido en funcionamiento por el SSD interno, es una característica que ha tenido un gran impacto, pues en lugar de tener que esperar a que se cargue un título y luego navegar por el menú, te lanza directamente a la acción, lo que es muy práctico para jugar a varios juegos en paralelo.

La Xbox Series X también tiene algunas características nuevas e ingeniosas como Smart Delivery, que actualizará tu juego a la «mejor versión posible» cuando lleguen en el futuro. Así que puedes comprar un juego como ‘Cyberpunk 2077’ para Xbox One, con la seguridad de que podrás jugar la versión mejorada en Xbox Series X sin coste adicional.

En cambio el nuevo mando DualSense de la PS5 es una gran desviación de la norma de Sony, un controlador realmente fantástico con un sentido significativo del peso, entradas sensibles y nuevas características. Cuenta con retroalimentación háptica inteligente para que los jugadores sientan el juego con más detalle que antes, reemplazando la tecnología de vibración del DualShock 4 y permitiendo a los desarrolladores ajustar las sensaciones que experimentan los jugadores, como la sensación de lluvia o correr por una playa de arena.

Los disparadores también se han reinventado para tener una resistencia variable, lo que hace que los juegos empujen contra los dedos de los jugadores, creando una experiencia más inmersiva. Puedes sentir la tensión de tirar hacia atrás de la cuerda de un arco o el retroceso de una pistola, por ejemplo. Posiblemente el mando DualSense es el cambio más grande en ambos conjuntos de consolas hasta ahora, aumentando los niveles de inmersión de muchas maravillosas maneras; y pensar que los desarrolladores se aprovecharán de ello en el futuro es muy emocionante.

El curioso caso de Xbox Series S y PS5 Digital Edition

Mucho de lo que hemos dicho hasta ahora se refiere a la Xbox Series X y PlayStation 5. La Serie S de Microsoft, aunque significativamente más barata, es una consola intencionalmente menos potente y menos capaz (pero mucho más pequeña) sin unidad de disco, lo que significa que todos los juegos tienen que ser descargados.

Aunque también es más barata que su hermana, la PS5 Digital Edition es la misma consola que la PS5, pero simplemente carece de unidad de disco.

Es probable que la Xbox Series S y la PS5 Digital Edition encuentren problemas de almacenamiento más adelante con su uso. Esta última tiene que mantener los juegos en la totalidad de sus 825 GB de almacenamiento interno. Con algunos de los títulos actuales que ya pesan más de 100 GB, ese espacio se llenará rápidamente.

El almacenamiento es aún más escaso en la Xbox Series S, que tiene solo 512 GB de espacio, en comparación con 1 TB en la Series X; aunque ambas Xbox pueden ver su almacenamiento ampliado a través de una tarjeta de expansión Seagate, que se inserta cómodamente en la parte posterior de la consola.

Dejando a un lado el almacenamiento, la Series S es una consola mucho más pequeña y posiblemente más atractiva que la Series X, por lo que es más fácil colocarla en un estante debajo de un televisor. Además puede reproducir contenido de video de servicios de ‘streaming’ como Netflix o HBO en resolución 4K con HDR, pero a diferencia de la Series X, sus juegos se procesan a 1440p (en lugar de 4K) y luego se escalan a 4K. En última instancia, esto significa que la calidad de imagen en la Series S no será tan buena como en la Series X y ambas versiones de PS5.

Juegos de PS5 vs Xbox Series X: ¿Qué consola tiene las mejores exclusivas?

Al momento de escribir este artículo, Microsoft aún no ha lanzado un título propio desarrollado exclusivamente para Xbox Series X. Su selección de lanzamiento consiste en juegos como ‘Gears 5’, ‘Forza Horizon 4’ y ‘Ori and the Will of the Wisps’, que han recibido actualizaciones sustanciales para aprovechar el nuevo hardware. La mayoría de estos títulos optimizados ahora admiten 4K / 120 fps, o incluso métricas más altas según las circunstancias. ‘Halo Infinite’ se ha retrasado, lo que significa que el gran éxito de Xbox no emergerá hasta 2021 como mínimo; y más allá de los gustos de ‘Senua’s Saga: Hellblade 2’ y ‘Everwild’, el futuro cercano carece de verdaderas exclusivas de nuevala  generación.

Lo que Microsoft espera para atraer a los compradores hacia su dúo Xbox Series es el Game Pass, un servicio de suscripción mensual de 15 € que otorga acceso a un enorme catálogo de juegos. Apodado como el Netflix para videojuegos, Game Pass significa que no te gastarás más 60 € en cada título; en su lugar, pagas mensualmente y tendrás acceso a cientos de ellos. Además, Microsoft ha declarado que los juegos más antiguos «se jugarán mejor que nunca» en la Xbox Series X con el doble de velocidad de fotogramas (30 a 60 o 60 a 120) en algunos juegos, junto con una mayor resolución y soporte HDR.

El servicio es tremendamente impresionante, pero la falta de un nuevo éxito de taquilla disminuye el impacto de la consola insignia de Microsoft. Los títulos de terceros simplemente no cuentan: con la excepción de ‘Yakuza: Like a Dragon’, estos estarán disponibles en ambas consolas. Como resultado, Sony está algo por delante cuando les da a los consumidores ocasionales una razón sólida para actualizar a su modelo.

Porque para el lanzamiento de la PS5, Sony ya cuenta con una saludable colección de exclusivas, que han sido diseñadas para impulsar la nueva consola. Algunos buenos ejemplos incluyen ‘Marvel’s Spider-Man: Miles Morales’, ‘Demon’s Souls’ y ‘Astro’s Playroom’. Ya sea el mando DualSense, el trazado de rayos en tiempo real o los tiempos de carga, cada uno de estos juegos logra algo que no era posible en las consolas de la generación anterior.

El futuro parece igualmente brillante, con ‘Ratchet and Clank: Rift Apart’ y ‘Horizon 2: Forbidden West’ previstos para la primera mitad de 2021. Al igual que la PS4, Sony está estableciendo una producción regular de exclusivas de primera que demuestran la capacidad de la PS5. Esta estrategia ya está dando sus frutos, por lo que dudamos que la empresa cambie de rumbo pronto.

PS5 vs Xbox Series X – ¿Con cuál quedarse?

Como conclusión comentar que vale la pena invertir tanto en PS5 y Xbox Series X en el momento del lanzamiento, pero cuál es más adecuada para ti dependerá en gran medida de tu inversión posterior en cada ecosistema.

Las especificaciones para ambas consolas son en gran medida idénticas y las diferencias de rendimiento son tan mínimas que seguramente obtendrás una experiencia fantástica independientemente de la consola que elijas, a pesar de que ambas son bastante únicas por derecho propio.

Las funciones de Xbox Game Pass y Quick Resume crean un paquete más homogéneo para Microsoft, que hace un uso triunfal de la compatibilidad con versiones anteriores. Sin embargo, en este momento. la presencia y garantía de fantásticas exclusivas propias le da a Sony una ventaja importante.

Independientemente del modelo que decidas comprar, recuerda que la nueva generación de consolas acaba de comenzar: habrá mucha más emoción en los próximos años y es probable que la competencia sea feroz en todo momento.

——

Compartir en: