Logo Vodafone

Compartir en:

Netflix: la mayor fuente de tráfico de datos en internet en Estados Unidos

Hace unos años, cuando se hablaba de la mayor fuente de tráfico de datos en internet nos referíamos a las redes P2P, en especial BitTorrent, por la naturaleza de su funcionamiento (centenares de conexiones recurrentes, compartir los mismos datos a varias personas, descargar y subir al mismo tiempo) demanda bastante ancho de banda y por lo tanto se ha convertido en un serio dolor de cabeza para los proveedores de internet, siendo uno de los principales motivos por los cuales se inició esta larga y aún pendiente discusión de la neutralidad en la red.

Al *P2P* y el *BitTorrent* se le ha sumado **YouTube** y algunos otros servicios de reproducción y hospedaje de videos que también se han convertido en un problema para los proveedores de acceso a internet no solo por el tamaño de los videos, que es mayor y más pesado al promedio, también por el hecho que los usuarios empezaron a demandar mayores velocidades de subida, para publicar lo más rápido posible aquellos videos que habían realizado y querían compartir.

 

Pero estos días la mayor fuente de tráfico de datos en internet, al menos en Estados Unidos, no viene de compartir archivos por redes *P2P*, viene de una compañía llamada **[Neflix](http://netflix.com)** y un servicio en particular que ofrece: el *stream* de películas y series por medio de un dispositivo que se conecta a la TV, también está en forma de aplicación para Xbox 360, Playstation 3, Apple TV, Mac, PC, iPad, iPhone y Android. Además de estar disponible en algunas televisiones LG, Sony, Panasonic y en forma de software como módulos de algunas aplicaciones para ver video como Google TV o Boxee.

Netflix funciona de una forma muy similar a **[Spotify](http://spotify.com)**: se paga una mensualidad (8 dólares o 5,6€ al cambio de hoy) lo cual te da acceso a ver un catálogo cada vez más grande de películas y series. Y al igual que Spotify, simplemente buscas lo que quieres ver, presionas un botón y empieza a reproducirse el contenido. Así de simple y así de sencillo. No hay restricciones más alla del uso personal del servicio, no hay descargas, y el stream funciona bastante bien, como si el contenido estuviera en un disco o en un archivo local.

El crecimiento del uso de Netflix en Estados Unidos es tal que ahora representa el [24,71% del total del tráfico de datos de internet en el país](http://www.sandvine.com/news/global_broadband_trends.asp), seguido por BitTorrent (17,21%), web (17,18%) y YouTube (9,85%).

Este intercambio de comportamientos (de **BitTorrent** a **Netflix**) comprueba un argumento que hemos estado escuchando bastante últimamente: combatir la descarga de internet no se hace por medio de demandas, prohibiciones, tácticas agresivas o cobro de un canon. Se hace por medio de la innovación, por medio de la oferta de servicios a precios justos con acceso universal. En épocas donde gastar 20 euros por comprar una película suena bastante ridículo una empresa logró convencer a los estudios y hacerles entender que una tarifa plana a precio justo es el camino a seguir.

Al igual que Spotify, **Netflix** está teniendo algunos problemas para entrar a otros países dentro de la zona Euro, pero de entrar, ofrecer buenos precios y un buen catálogo estoy seguro que veremos el mismo patrón de comportamiento que se observa en Estados Unidos con el hábito de descarga de películas: dejará de suceder, porque es barato y sobre todo, porque es más rápido que descargarse toda la película

Compartir en: