Logo Vodafone

Compartir en:

Si Zuckerberg se fugara con todos nuestros datos, Facebook sería más gracioso

facebook

Más de un osado ya ha tenido la idea en alguna ocasión de imprimir parte de la ingente cantidad de información que hay en internet. Desde aquellos que planean imprimir la enciclopedia más popular, la Wikipedia, hasta un grupo de chiflados de la Universidad de Leicester que han calculado cuánto papel sería necesario para convertir la Red al formato analógico. Ahora, hay quien ha imaginado una situación aún más disparatada: al dueño de Facebook fugándose con millones de folios con los datos y contenidos de todos los usuarios de esta red social.

El neoyorquino Daniel Kolitz se ha inventado esta remota y surrealista situación para poner en marcha el proyecto The Data Drive, una vesión artesanal de lo que acabaría por ser Facebook en caso de que Mark Zuckerberg se escapase. Para tratar de recomponer el desaguisado y el caos imperante en ese hipotético momento, Kolitz ha imprimido multitud de páginas, imágenes, publicaciones de usuarios, noticias de medios y las ha unido a lo loco.

facebook_7
facebook_6

De esta forma, ha representado lo que él piensa que sucedería si el fundador de la red social más popular del planeta se esfumase sin avisar y se hiciera con la plataforma un magnate texano de los colchones llamado Buck Calhoun. Si te parece disparatado, ahí no acaba todo. Según Kolitz, el nuevo dueño de Facebook crearía una «unidad de datos» para que todos los usuarios pudieran hacerle llegar la información que ya en su día habían habían compartido con Zuckerberg.

Lo que vemos en The Data Drive sería la recopilación de esos datos sumados a otras funciones y elementos que ya existían en la anterior versión, propiedad de Zuckerberg. Así, podemos encontrar a los principales medios estadounidenses publicando noticias totalmente descabelladas, evaluar los anuncios que aparecen y ver cómo Chipotle Mexican Grill trata de comunicarse con nosotros a través del chat para hacernos saber que nos regalará una bebida mediana por la compra de un burrito.

Lo mas curioso es que Daniel Kolitz ha compuesto todo esto sin utilizar Photoshop ni ninguna otra herramientas digital. Todo con sus manos y una impresora. Este intrépido amante de la tinta, el papel y el pegamento, recreó la estética que a día de hoy tiene Facebook a golpe de folio para ofrecer a los visitantes esta satírica versión de una de las webs más visitadas de internet. Tan solo se sirvió de la ayuda de su compañero Sam Lavigne para trasladar todos sus folios impresos a la Red.

facebook_2
facebook_3
facebook_4

Para construir esta red social cuyo fundamento no es otro que el humor (y el papel, claro) necesitaron alrededor de cinco meses, según cuenta Kolitz. Al fin y al cabo, el proceso no era coser y cantar: iba desde la redacción de todos los textos hasta la elaboración del ‘collage’, al que dedicaron mes y medio, pasando por el proceso de programación que llevó a cabo Lavigne.

Eso sí, a la hora de vender su red social, Kolitz no ha obtenido por su creación ni la milésima parte del montante con que se haría Mark Zuckberberg en caso de querer desprenderse de su gran obra. Si Facebook esta valorado en cientos de miles de millones, el ‘rey del collage’ solamente ha ganado 70 dólares (61,7 euros) con la reciente venta en eBay de un ‘pendrive’ que contenía la información empleada para componer The Data Drive.

facebook_9
facebook_10

No obstante, la aventura de Daniel Kolitz no acaba aquí. En su afán por trasladar al mundo analógico parte de lo que existe en el universo cibernético, empleando para ello todo el papel que fuera necesario, puso en marcha el proyecto The Printed Internet. En este Tumblr hace gala de todas sus hazañas con la impresora, las tijeras y el pegamento a la hora de recomponer la realidad de internet como le viene en gana.

Para ello, toma prestados textos e imágenes de distintos medios, alguna que otra búsqueda en Google e incluso anuncios de nuevos filtros en Instagram, y reconstruye la realidad digital como le apetece. Sin rendir cuentas a nadie. Un pasatiempo sumamente peculiar que, sin embargo, no acaba de convencer a los árboles. Al fin y al cabo, son ellos los que acaban costeando los proyectos de todos aquellos que están empeñados en llevar la Red de redes al papel.

———————

Con información de Useless Press, The Data Drive, The Printed InternetThe Telegraph, IBTimes, Business Insider, Daily Dot y TechCrunch. Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de The Data Drive y Useless Press
 

Porque la realidad, a menudo, supera a la ficción:

Diez formas de reutilizar un portátil viejo (sin ser ingeniero informático)

Proyectos científicos de la NASA que parecen de ciencia ficción

‘Hackear’ el cáncer: virus que se imprimen en 3D para atacar los tumores

Carteles a las puertas de los baños que son para mearse de risa

Compartir en: