Logo Vodafone

Compartir en:

El origen del día de los inocentes

**28 de diciembre**, la fecha en que es mejor no creer (casi) nada de lo que lees, ves o te dicen. Ya sea en papel, en el radio, la TV, en internet o en el MundoReal. Se ha convertido en una fecha en que medios de comunicación aprovechan para escribir noticias falsas en plan broma, en que disfrutas jugarle una pasada a algún amigo. Es decir, el día en que le das rienda suelta a la creatividad para reirnos entre todos.

Internet simplemente ha amplificado las bromas que se hacen en esta fecha con alcances aún mayores, muchas de las cuales trascienden a medios tradicionales por culpa de algún despistado que no se da cuenta que se trata de un invento para burlarse o reirse de la audiencia.

Los orígenes del día de los inocentes son de carácter religioso/cristiano: un supuesto evento desafortunado en que el Rey Herodes ordena la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén para deshacerse de Jesus.

Según la Biblia después de su nacimiento, los tres Reyes Magos llegarona Jerusalén preguntando por el nacimiento del futuro «Rey de Israel», ya que vieron aparecer una estrella en el oriente, recordando la profecía del Antiguo Testamento que decía que «*cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones*» La noticia, adquirió carácter viral y Herodes sintió que su poder estaba en riesgo, por lo que ordenó la matanza en Belén, donde había nacido el futuro rey. Pero Jesús ya había salido de ahí por un supuesto sueño de José, el esposo de María.

Evidentemente al ser una historia contada en la Biblia y sin ninguna evidencia real de la matanza, todo esto queda como un mito que se ha convertido en una tradición con un tono mucho más alegre.

Pero en países como Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Francia, Portugal o Alemania se celebra el «Día de los tontos» o mucho más conocido como «*April Fools Day*», el 1 de abril de cada año. Al igual que su contraparte latina del 28 de diciembre, se gastan todo tipo de bromas por parte de medios de comunicación, personas y hasta empresas que se burlan de si mismos o de otros.

Su origen no es del todo claro pero aparentemente el hecho que se lo asocie con bromas inició durante el reinado de Carlos IX de Francia cuando este decretó que se adopte el calendario gregoriano y el año nuevo se traslade al 1 de enero. Supuestamente muchos franceses opuestos al cambio (o que olvidaron el cambio de fecha) siguieron intercambiando regalos y festejando. Eventualmente la tradición nació cuando los bromistas continuaron pero dando regalos absurdos y recordando fiestas que en realidad no existen.

Al igual que el 28 de diciembre, la historia no es comprobada, del todo clara y que desemboque en bromas tampoco queda claro. Por lo que hoy en nuestros países como el 1 de abril en Estados Unidos, es mejor creerse poco o nada de las noticias que vean o lean.

Compartir en: