Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Diez aperitivos y bebidas de los 90 que no podrás sacar en tu fiesta temática

Compartir en:

Diez aperitivos y bebidas de los 90 que no podrás sacar en tu fiesta temática

fiesta-años-90

La pizza no te fallará en ninguna fiesta, sea de la época que sea

Te invade la nostalgia y quieres organizar una fiesta temática, pero te parece que los 80, los 60 e incluso los 30 están demasiado vistos. Como no es cuestión de gastarse los cuartos en un disfraz de la revolución francesa, optas por quedarte en los 90 y que cada cual investigue en el fondo de su armario.

La música la tienes: Ella Baila Sola. Pero queda lo más difícil: la comida. Las tostaditas con paté son muy socorridas y hacen el apaño de cualquier época, pero ¿qué aperitivos de los 90 no encontrarías en los supermercados para ambientar tu salón? Recordamos diez ‘snacks’, helados y bebidas noventeros y de entresiglos que, desgraciadamente, no se podrán colar en tu fiesta.

Mientras llegan el resto de invitados: chicles Bang Bang

Hubiéramos abierto el estómago, o por lo menos entretenido la boca, con los chicles Bang Bang, una goma de mascar muy blanda y que incorporó novedades como el doble sabor, con su gama fresa-plátano. Sin embargo, desaparecieron. ¿Alguien los echa de menos?

Fistros de Matutano

Picoteando: Fistros

Si os sobra tiempo hasta que arranque el sarao, a echar unas partidas con los tazos. Nos preguntamos si este aperitivo parecido a los Boca Bits es un ejemplo de ‘product placement’ casero. Da igual. Conocemos a pocos humoristas que tuvieran un aperitivo dedicado a ellos, y es el momento ideal para reivindicar a Chiquito de la Calzada y sus 15 minutos de gloria, cuando proliferaban las galas estivales en la televisión y todavía no existía ‘El Club de la Comedia’.

Picoteando (II): Lay’s mediterránea

Hubo un tiempo en que las patatas de Matutano se llamaban Lay’s. Y hubo un tiempo en que las patatas Lay’s tuvieron una gama denominada «mediterránea» que de mediterránea debía tener bien poco: un juez ordenó retirarlas por engañar al consumidor. Al parecer, no se freían como aceite de oliva, sino que este se utilizaba como mero complemento una vez listas. A ti, que eso te da igual, te fastidia la fiesta. En otras marcas tampoco puedes confiar porque…

Picoteando (III): Ruffles sabor alioli

En los 90, Ruffles se atrevió con sabores tan ‘overdose’ como pepinillo, bravas (que tuvieron un ‘comeback’ en 2011 gracias a una señora de Valencia, y no la que estamos pensando todos precisamente…) o alioli, que nada pudieron hacer frente a clásicos como las de jamón. Aquellas desaparecieron y nos quedamos sin sus castizos regustos. ¿Llegaste a probarlas?

Para los amantes de la cafeína: Cherry Coke

¡Refresco de cola con sabor a cereza! ¿Cómo no iba a triunfar? Lamentablemente, no fue así, y los ‘groupies’ de este nuevo producto no han encontrado sustituto a la altura de este brebaje con sabor a jarabe ultraazucarado.

Helados para los grandes: Winner Taco

¡Quizá uno de los helados más reivindicados por los consumidores españoles en las redes sociales! Un sandwich de nata con un poquito de caramelo y chocolate que estaba delicioso. ¿Lo echas de menos? No es el único que ya no está entre nosotros…

polo-popeye 

Helados para los pequeños: Popeye

Este helado de los 80, que siguió con nosotros durante los 90, no era nada del otro mundo: un polo de naranja o limón, un palito y p’alante. Sin embargo, un día desapareció y así hasta hoy. ¿Qué fue de él? ¿Por qué ya no podemos disfrutar de su simpleza? Siempre nos quedará el Calippo.

Helados para todas las edades: Camy Gol

Un rico sabor a fresa y la posibilidad de mancharte toda la mano mientras lo lamías es lo que ofrecía Camy Gol, el helado ideal para los jóvenes y adultos forofos del fútbol. Este helado también desapareció, quizá cuando se popularizaron otros deportes tan españoles como el pádel (¡un saludo, Aznar!).

Como regalo: Push Pop

Eran esos caramelos con forma de pintalabios a los que podías dar una chupadita de vez en cuando y tapar para que conservaran sus propiedades azucaradas, siempre y cuando no te hubiesen dejado las manos pegajosas. Desaparecieron, como muchas de las chucherías de la época, pero podrás hacer el apaño con, suponemos, regalices.

Y para limpiarse los dientes de nuevo al final: kilométrico Boomer

Los chicles Boomer, una marca que estuvo presente en numerosos grupos de niños y adultos de los 90, dijeron adiós en 2009. Entre sus productos estrella estaba el Kilométrico, una larga cinta de rico chicle de fresa, alojada en una caja de plástico con cortador. El drama llegaba cuando la tira no conseguía salir y terminaba alojada en el interior, sin aparente solución, ya que costaba un poco abrir el recipiente.

—————————

Con información de Lo mejor de, Retrochuches, Viruete y BuzzFeed. Imagen de Shutterstock y Cooking Ideas

Tenemos más historias nostálgicas:

Diez juegos míticos de patio de recreo

Cuando el Nokia 5110 llegó a nuestras vidas

De la Encarta al ratón de bola: diez recuerdos tecnológicos que alimentan tu nostalgia

Recordando la infancia: dibujos animados el catalán, gallego y euskera

Compartir en: