Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Elon Musk, Mark Zuckerberg y otros multimillonarios que podrían ser los Iron Man de la vida real

Compartir en:

Elon Musk, Mark Zuckerberg y otros multimillonarios que podrían ser los Iron Man de la vida real

Iron Man es uno de los superhéroes más conocidos y, según la última lista Forbes de personajes de ciencia ficción, el más rico de entre aquellos que van salvando el mundo a golpe de superpoderes: se estima que la fortuna de Tony Stark ronda en torno a los 12.400 millones de dólares (algo más de 10.000 millones de euros, al cambio actual). Dueño de empresas, mansiones y decenas de coches de lujo, su mente brillante capaz de desarrollar la tecnología más asombrosa le ha llevado hasta ahí. Algo que, aunque parezca extremadamente fantástico, bien podríamos encontrar en la vida real real.

Los magnates de la tecnología de hoy en día han conseguido avances que hace unos años ni imaginábamos y, por supuesto, son tremendamente ricos gracias a ellos, como Tony Stark. No obstante, no todos dan el perfil para llegar a ser el verdadero Iron Man. Veamos quiénes tienen las mejores cualidades y quiénes no lo podrían ser jamás:

Elon Musk, el ideal

Al igual que Tony Stark, el dueño de Tesla y Space X es todo un visionario. Fue de los primeros en dar forma a los coches autónomos, ha creado el concepto supersónico de Hyperloop y, en su singular carrera espacial, planea llevarnos a Marte en 2022. A sus 46 años, muchos lo consideran un filántropo multimillonario y con gran carisma que quiere hacer del mundo un lugar mejor.

Además, sus vinculaciones con Iron Man son reales. En Twitter Elon Musk mostraba una interfaz similar a la que usaba Tony Stark en su película e incluso se rumorea que cuando Robert Downey Jr. tuvo que preparar su papel para Iron Man 2 pasó unos días con Musk para conocer cómo trabajaba en su laboratorio. De esa colaboración también surgió el cameo de Musk en la película. Sin duda, tiene todas las papeletas.

Mark Zuckerberg y su mayordomo virtual Jarvis

El creador de Facebook también guarda ciertas semejanzas con Iron Man. Mark Zuckerberg diseñó una inteligencia artificial para controlar su hogar semejante al sistema que creó Tony Stark para controlar sus trajes y su residencia al completo. Tal es el parecido que llevan el mismo nombre: Jarvis.

Además el joven es el quinto hombre más rico del mundo con 56.000 millones de dólares (unos 47.000 millones de euros) y destina gran parte de su fortuna a labores filantrópicas. Y por su forma física tampoco tendría ningún problema para acometer las misiones de Iron Man. Lo único que le resta puntos es su personalidad más bien tranquila.

Larry Ellison, un ricachón demasiado mayor

El fundador de Oracle ocupa el puesto número 7 entre los más ricos, lo que lo convierte en tremendamente adinerado. Como Tony Stark, también fue un alumno brillante y ahora es un auténtico hombre de negocios. Incluso como nuestro personaje es conocido por sus gustos extravagantes. Sin embargo, su edad, 73 años, le resta algunas posibilidades frente a Musk y Zuckerberg. Demasiado mayor para enfundarse el traje de hierro, aunque, eso sí, guarda una forma física inmejorable. Además, al igual que Musk, el fundador de Oracle también apareció en Iron Man 2.

Richard Branson, pasado de rosca

Aunque muchos lo comparan con Bruce Wayne, el magnate, fundador y propietario de Virgin Group, también puede tener un pase como Iron Man. Los negocios se le dan muy bien: muestra de ello es su holding con empresas de sectores tan diversos como la banca, las telecomunicaciones, la salud, la música e incluso los viajes espaciales, una de sus últimas andanzas.

Los escándalos también suelen rodearle. El último ha sido una denuncia por parte del piloto de Fórmula 1 Button, quien le acusa de haber intentado abusar de su exmujer. Aunque Stark es todo un ‘playboy’, nunca nos daría un disgusto de este tipo.

Steve Ballmer, sin forma física para salvar el mundo

Ballmer cuenta con una fortuna de 34.900 millones de dólares (unos 29.600 millones de euros). El empresario y ahora exdirector ejecutivo de Microsoft pasó más de 14 años dirigiendo la compañía. Además es un filántropo reconocido: su última gran donación fueron 96 millones de dólares para una entidad dedicada a la educación.

Actualmente es propietario del equipo de la NBA Los Ángeles Clippers; sin embargo, su aspecto no es que sea excesivamente atlético como para ser Iron Man. Aunque actuaciones como la que protagonizó durante una conferencia de Microsoft en la que no paraba de repetir la palabra ‘desarrolladores’ dan muestra de su carácter peculiar al estilo de Tony Stark. Lo dejaremos como Iron Man suplente.

Satya Nadella, demasiado tranquilo

Es el sucesor de Ballmer. Cogió las riendas de Microsoft para centrarse en líneas de negocio como la ‘cloud computing’ o la realidad virtual. Hoy las acciones de Microsoft están en su punto más alto, lo que, sin duda, también le ha beneficiado a él. De origen indio, con 50 años y una vida de familia tranquila y sin escándalos, no creemos que le apasione convertirse en Iron Man. Le falta un puntito de excentricidad.

Sundar Pichai, el listillo endeble

Por su inteligencia, el actual CEO de Google también podría ser Iron Man. A él le debemos Google Chrome y los avances en Android. Sin embargo, su complexión delgada no le convierte precisamente en el prototipo perfecto para ser un superhéroe. Además, al igual que Nadella quizás tampoco lo querría, aunque le damos un punto por su aspecto juvenil. Tiene 45 años.

Bill Gates, sin la planta suficiente

Es el hombre más rico del mundo con una fortuna de 86.000 millones de dólares (unos 72.000 millones de euros según el cambio actual). Con una mente privilegiada, el cofundador de Microsoft ha dedicado parte de sus esfuerzos y dinero a intentar construir una sociedad más justa. Sin embargo, poco o nada tiene que ver con nuestro superhéroe. Aunque tiene a su particular Pepper (su esposa Melissa Gates), a sus 61 años no nos imaginamos a Gates salvando el mundo al estilo Iron Man. No tanto por la edad como por su aspecto: le pega más disfrutar de su retiro con una taza de té caliente cerca de una chimenea.

Steve Wozniak busca un nuevo futuro apasionante

Aunque el cofundador de Apple pasó por épocas bajas después de ver como su compañía triunfaba sin él, hoy Wozniak cuenta con un patrimonio estimado de 100 millones de dólares (unos 84 millones de euros). Además, continúa siendo toda una eminencia en el mundo de la tecnología e imparte conferencias por todo el mundo. Sin embargo, no le gusta ver a los “ingenieros como estrellas del rock” y no goza de buena forma física, así que tampoco lo vemos como Iron Man. ¿Quizá como su becario?

Howard Hughes, el auténtico

El empresario Howard Hughes fue la inspiración para la creación de Iron Man. Este multimillonario nacido en 1907 es reconocido por muchos de sus aportes a la industria de la aviación, como la construcción del Hughes H-1 y el hidroavión Hércules. También destacó por sus manías y excentricidades provocadas por un trastorno obsesivo compulsivo. Él es el Iron Man de la vida real. Si no hubiera fallecido en 1976, sería una opción aun más perfecta que la de Elon Musk.

—————–

Las imágenes son propiedad de Pixabay, Steve Jurvetson/Flickr, Wikimedia, Oracle/Flickr, Hardo Müller/Flickr, Anthony Quintano/Flickr, Wikiuserrr123/Wikimedia, Jesus Gorriti/Wikimedia, Maurizio Pesce/Wikimedia, Bhupinder Nayyar/Flickr, Bruce Tuten/Wikimedia.

Más historias de superhéroes (también de carne y hueso):

Bilibili, la alternativa China al mundo de Facebook y YouTube

– ‘Los castizos Defensores’: alianzas de superhéroes españoles que Netflix debería adaptar urgentemente

– Cuando los superhéroes tienen un poco de villanos: la empresa que repara lo que destruyen

– Estos soñadores llevan al espacio cientos de experimentos escolares

Compartir en: