Logo Vodafone

Compartir en:

La Liga de las Pelis llega a los octavos de final: ¡Te ayudamos a votar por tu favorita!

Tenemos buenas noticias para estos días de tedio social, donde sin duda el cine se ha convertido en una impagable distracción para oxigenar nuestras mentes de la realidad que nos rodea. Desde el pasado 9 de noviembre está en marcha ‘La Liga de las Pelis’ de Vodafone TV, una competición online de películas en la que la decisión de elegir la mejor producción se deja en manos del público. 

En esta liga luchan nada menos que 64 clásicos del cine contemporáneo, que agrupados en 8 grupos por género, se baten en duelo hasta que solo quede una campeona como mejor película del catálogo de Vodafone TV, que saldrá como resultado de distintos enfrentamientos y la interacción de los usuarios en las redes sociales de Vodafone TV (Twitter, Facebook e Instagram), así como en la web www.laligadelaspelis.com, donde todo el mundo puede votar por su título favorito.

Los resultados de las votaciones se producen todos los lunes y jueves desde el 9 hasta el 31 de noviembre para ir descubriendo el ganador de cada ronda. Y cada semana hay sorteos de distintos premios relacionados con las películas en los perfiles sociales de Vodafone TV, además de contenido cinéfilo para celebrar la pasión por el séptimo arte. 

Así, la fase de grupos acaba de terminar y actualmente la competición ya encara los octavos de final con los 16 representantes que siguen en liza, para los cuales se podrá votar hasta el 18 de noviembre. Los resultados se conocerán el jueves 19 para dar paso a unos cuartos de final que se prevén más que reñidos. Estos son los emparejamientos actuales:

Así que ya tardas en emitir tu voto para elegir las películas que pasan a la siguiente ronda según los distintos enfrentamientos. Pero como sabemos que todos los contendientes albergan una gran calidad, y por tanto puede ser difícil decantarse por una u otra opción, nada mejor que mostrarte algunas curiosidades de cada película que seguramente no conocías, por si a lo mejor son estos pequeños detalles adicionales los que te hacen decidirte por una u otra. ¡Acción!

‘El silencio de los corderos’: el cráneo de la polilla del cartel de la película es de una foto de Salvador Dalí.

¿Sabías qué misterio esconde el cartel de ‘El silencio de los corderos’, la película de Jonathan Demme protagonizada por Anthony Hopkins y Jodie Foster? La polilla que en el cartel tapa la boca de Clarice Sterling es conocida como la Esfinge de la Muerte (Acherontia atropos). Numerosas supersticiones afirman que este lepidóptero trae mala suerte a las casas a las que entra, ya que el nombre describe el dibujo que tiene en el dorso del tórax y que se asemeja a un cráneo humano. Pero en este caso no es un cráneo normal. 

La imagen de la calavera de la polilla está tomada de ‘In Voluptas Mors’ (en castellano: «La voluptuosa muerte» aunque en este caso la traducción apropiada sería  «En el placer está la muerte») un retrato surrealista de Salvador Dalí hecho en colaboración con el fotógrafo Philippe Halsman en 1951, donde se ve a Dalí posando junto a una calavera formada por siete mujeres desnudas. A Halsman le llevó tres horas organizar los modelos de acuerdo a un dibujo de Dalí y, como tantas otras obras del genial artista, pone en relación gráfica y directa los conceptos de sexo y muerte, algo que tiene mucho que ver con la afición del asesino de la película de dejar pupas de esta polilla en la garganta de sus víctimas.

‘Rocky I’: Stallone escribió el primer guión de Rocky en tres días y medio

Con poca experiencia en la escritura de guiones, y la idea de Rocky en su cabeza durante casi un año después de presenciar una pelea de Muhammad Ali, Sylvester Stallone pasó unas 84 horas usando una libreta y un bolígrafo para escribir el primer borrador del guión de Rocky. En su versión original, Adrian era judía, Mickey era racista, Apollo Creed era jamaicano y el guión terminaba con Rocky abriendo una tienda de mascotas para Adrian con el dinero que ganaba boxeando. 

Por aquel entonces Stallone tenía apenas 100 dólares en el banco; e incluso se planteaba vender su perro por no tener dinero para alimentarlo (por cierto, Butkus, su mascota en la película, era su perro en la vida real). Pese a ello, a pesar de recibir una cuantiosa oferta para la época por el guión, se negó a venderlo si no era él quien lo protagonizará. Así que United Artist tuvo que desechar a Robert Redford o James Caan entre otros posibles candidatos a potro italiano para conseguir los derechos de adaptación. Finalmente la película arrebató el Óscar a la mejor película a la excelente y mítica ‘Taxi Driver’. 

‘Resacón en Las Vegas’: ¡Es una historia real!

Según un artículo de Deadline Hollywood sobre los orígenes de esta película, el productor, Chris Bender, había escuchado una historia sobre su amigo, Tripp Vinson, desapareciendo durante una despedida de soltero de fin de semana en Las Vegas. Tripp era un productor de cine que en 2002 se comprometió para casarse con la agente de iluminación Adriana Alberghetti. Pero no había ninguna boda programada para ese mismo fin de semana. En cambio, la despedida de soltero se celebró meses antes con 30 invitados alojados en el Hard Rock Hotel para una noche salvaje de fiesta en una sucesión de restaurantes y clubes de striptease de Las Vegas. Vinson perdió el conocimiento y se despertó con una gran factura de un club de striptease y sin ningún recuerdo de lo que había sucedido la noche anterior. 

La historia llegó a Warner Bros y eligieron al director Todd Phillips. Pero el estudio de cine estaba nervioso porque no había actores de renombre, por lo que dijeron que iban a recortar el presupuesto de la película y reducir a la mitad la tarifa de 6,5 millones de dólares del director. El agente del director regresó al estudio y dijo que Phillips haría la película sin una tarifa inicial a cambio de al menos un 15 por ciento de participación en la película. Inesperadamente,  la comedia de 2009 ganó más de 450 millones de dólares en todo el mundo, ganó el Globo de Oro a la Mejor Película – Musical o Comedia e inspiró dos secuelas. Phillips se llevó casi 70 millones de dólares. A Bradley Cooper, Zach Galifianakis y Ed Helms les pagaron menos de 1 millón cada uno.

‘Malditos bastardos’: a vueltas con el idioma

Aproximadamente solo el 30% de la película de Quentin Tarantino está en inglés hablado, pues el idioma que domina la cinta es el francés o el alemán, con un poco de italiano. Esto es muy inusual para una producción de Hollywood. Incluso la actuación de Michael Fassbender como el teniente Archie Hilcox está llena de ironía debido a su vida real. Fassbender nació en Alemania de padres alemanes e irlandeses y se crió en Irlanda, Aquí interpreta a un inglés que se infiltra como alemán y que habla alemán con fluidez, pero no puede ocultar su acento. También, irónicamente, debido a que las actuaciones más conocidas de Diane Kruger fueron en películas de habla inglesa, Quentin Tarantino pensó que era estadounidense y dudaba que pudiera dominar el acento y el diálogo alemán, como así era.

Incluso Tarantino tomó el título de la película de guerra italiana de 1978 de Enzo Castellari, ‘The Inglorious Bastards’, y luego agregó un par de errores ortográficos intencionales. Cuando se le preguntó sobre el título mal escrito, el director dio la siguiente respuesta: “Aquí está la cuestión. Nunca voy a explicar eso. Haces una floritura artística como esa y explicarlo simplemente invalidaría todo el trabajo”

‘Grease’: Elvis recibió un reconocimiento en la película, pero terminó siendo un poco inquietante.

La versión cinematográfica de este este musical tiene un estatus casi legendario, convirtiendo a sus actores principales John Travolta y Olivia Newton-John en grandes superestrellas. Se rumoreaba que en realidad se consideraba a Elvis Presley para un papel en la película, el de Teen Angel. Sin embargo, el papel terminó yendo a la estrella de cine y ex ídolo adolescente Frankie Avalon. Aunque la leyenda del rock and roll no apareció en la película, se hizo referencia a él en una letra de la canción «Look at Me, I’m Sandra Dee». Durante la escena de la fiesta de pijamas de la película, Rizzo canta la canción y hace un pequeño movimiento de pelvis junto a una foto del músico mientras cantaba “Elvis Elvis let me be, keep that pelvis far from me» (Mantén esa pelvis lejos de mí). Presley murió el 16 de agosto de 1977, el mismo día en que se filmó la escena de la pijamada. «Fue muy espeluznante», dijo el director Randal Kleiser al New York Post en 2010.

‘Jumanji’: el juego fue ideado por frustración con el Monopoly

El autor Chris Van Allsburg fue el creador del libro ‘Jumanji’ en 1981; y resulta que escribió la novela por puro resentimiento hacia el popular juego de mesa Monopoly. Aparentemente, al señor Allsburg no le gustaba pasar ocho días encerrado en una habitación consumiéndose en un juego que al final te enseña que el dinero es poder. En una entrevista con Scholastic, se refirió a sus procesos mentales al elaborar la novela. “Cuando era pequeño y jugaba juegos como Monopoly, me parecían emocionantes, pero cuando terminaba, todo lo que tenía era dinero falso. Así que pensé que sería divertido y emocionante si existiera un tablero de juego en el que dondequiera que aterrizaras y dijera que algo iba a suceder, entonces realmente sucedería». Así el juego está lleno de consecuencias sorprendentes que los jugadores deben soportar. Y el título encaja a la perfección, porque Jumanji se traduce aproximadamente como «muchos efectos» en Zulu, lo que se correlaciona directamente.

‘El resplandor’: la habitación 217 se cambió a la habitación 237 a petición del hotel Timberline Lodge 

En el libro de Stepehen King, los espeluznantes sucesos que se producen están ambientados en la habitación 217, no en la habitación 237. El Timberline Lodge de Oregon, que se utilizó como exterior del hotel Overlook para algunas tomas, es el culpable de este intercambio, ya que solicitaron que se modificara el número de habitación para que los huéspedes reales no evitaran la habitación 217. No hay habitación 237 en el hotel, por lo que se eligió ese número. Irónicamente, la habitación 217 ahora es la que más se solicita.

El autor de la novela también definió la adaptación cinematográfica como “un enorme y precioso Cadillac sin motor dentro”. Y es que a Stephen King nunca le convenció el guión elaborado por el propio Kubrick, aunque lo que menos le gustó fue el casting de Jack Nicholson. «Jack Nicholson, aunque era un buen actor, fue una equivocación para el papel», dijo King. «Su último gran papel había sido en ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’, y entre eso y su sonrisa maníaca, el público lo identificó automáticamente como un loco en la primera escena. Pero el libro trata sobre el descenso gradual de Jack Torrance a la locura a través de la influencia maligna del Overlook: si el tipo está loco desde un principio, entonces toda la tragedia de su caída es en vano». 

‘Origen’: la importancia de una canción de Edith Piaff

Puede que ni los más fanáticos de esta sensacional película dirigida por Christopher Nolan y protagonizada por Leonardo DiCaprio hayan notado uno de los toques más brillantes del film, el uso de una canción como señal o patada para despertar, música que se vuelve más fuerte a medida que los protagonistas se sumergen a través de las capas de los sueños. La canción que se utiliza es “Non, Je Ne Regrette Rien” de Edith Piaf y fue la base que el compositor Hans Zimmer usó para que sonara distinto y coincidiera con la manera que debería sonar en cada capa de sueño. Para rizar el rizo, ‘Origen’ tiene una duración de 2 horas y 28 minutos para reflejar «Non, Je Ne Regrette Rien», que dura exactamente 2 minutos y 28 segundos.

Aunque la canción fue parte de la historia desde un principio, la posterior elección de Marion Cotillard para interpretar a la esposa de Cobb, hizo dudar a Nolan. Pensó incluso en omitirla ya que la actriz francesa había obtenido un Oscar por su interpretación de Edith Piaf en «La vie en rose» y podría malentenderse como una asociación intencionada. Afortunadamente, Zimmer le convenció para que no la eliminara del proyecto.

‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’: los dementores representan la depresión 

En una entrevista de 2004 con USA Today, J.R. Rowling describió la creación de ‘El prisionero de Azkaban’ como «la mejor experiencia de escritura que he tenido». Esto tenía más que ver con la situación de Rowling en su vida profesional que con el contenido de la historia real, porque las personas con depresión pueden ver algo familiar en los Dementores chupa-almas del prisionero de Azkaban. Según el libro, “Acérquese demasiado a un dementor y cada buen sentimiento, cada recuerdo feliz será succionado. Si puede, el Dementor se alimentará de ti el tiempo suficiente para reducirte a algo como él mismo… sin alma y malvado. Te quedarás sin nada más que las peores experiencias de tu vida».

Rowling ha declarado que basó los efectos del Dementor en sus propias experiencias con la depresión. «Esa falta de poder imaginar que volverás a estar alegre», dijo a The Times en 2000. También el director Alfonso Cuarón tuvo la idea de que cuando los Dementores se acercaron al Hogwarts Express la lluvia se convertiría en hielo. Sin embargo, debido a su fuerte acento español el equipo de efectos visuales oyó mal «hielo» (ice en ingles) y entendió «ojos» (eyes en ingles, que se pronuncia similar). Y fueron tan lejos como para redactar un guión gráfico que mostrara a un aturdido Cuarón ojos que caen del cielo, que inmediatamente corrigió su error. Por cierto, Alfonso Cuarón nunca había leído los libros de Harry Potter o visto las dos primeras películas cuando le ofrecieron el puesto de director para esta cinta.

‘Expediente Warren’: la producción de la película estuvo plagada de sucesos espeluznantes

Esta película de terror demostró que los buenos sustos a la antigua pueden ser mil veces más efectivos que cualquier efecto especial, convirtiendo a los actores Patrick Wilson y Vera Farmiga como uno de los mejores dúos de cazafantasmas del cine; y demostró de nuevo la máxima que, cuando se trata de lo paranormal, la verdad puede ser más extraña que la ficción. Se necesitan nervios de acero para abordar una historia paranormal basada en hechos reales, y muchos de los protagonistas clave de ‘Expediente Warren’ pusieron los suyos a prueba durante la producción de la película.

Por ejemplo, el director James Wan reveló que mientras trabajaba en el guión una noche, su cachorro adoptado comenzó a mirar y gruñir agresivamente a un lado vacío de la habitación. Los hermanos Hayes, los guionistas, informaron que sus conversaciones telefónicas con Lorraine Warren estaban plagadas de sonidos extraños y a menudo se cortaban por completo. Y cuando la verdadera familia Perron protagonista del film visitó el set de Carolina del Norte, la madre Carolyn admitió haber sentido la misma extraña presencia oscura que sintió durante los diversos incidentes de la vida real en los años 70, terminando en un hospital cercano después de sufrir una caída. Toda la familia también notó que el viento fresco que azotaba el set de rodaje no movía ni sacudía ninguno de los árboles circundantes.

‘Regreso al futuro’: el guión fue rechazado más de 40 veces

El 3 de julio de 1985, Robert Zemekis creó una película de viajes en el tiempo para una generación completamente nueva cuando se subió a un DeLorean trucado y retrocedió en el tiempo, con un poco de ayuda de plutonio robado, para asegurar su existencia futura. Pero la respuesta inicial al guión difícilmente predijo cuán de grande sería el éxito. El guión fue rechazado más de 40 veces por todos los grandes estudios. Después de escuchar «llévalo a Disney» suficientes veces, el director Robert Zemeckis decidieron hacer precisamente eso. Y la respuesta que recibió de Disney fue “¿Estás loco? No podemos hacer una película como esta. ¡Tienes al niño y a la madre en el auto! ¡Es incesto, esto es Disney!

Tampoco al principio no existía el DeLorean. Inicialmente se suponía que Marty viajaba en el tiempo en una nevera, pero a Robert Zemeckis le preocupaba que los niños sugestivos pudieran meterse en sus frigoríficos y asfixiarse. Después de jugar con la idea, el guionista Bob Gale se dio cuenta de que había alcanzado el cúlmen del acierto cuando decidió que un DeLorean debería ser la máquina del tiempo, especialmente dada la problemática historia del automóvil y la aún más problemática historia de su creador, John DeLorean, que fue arrestado en 1982 por traficar con un alijo de cocaína de 24 millones de dólares.

‘El club de la lucha’: golpes en las propias carnes

El 5 de noviembre de 1999 se estrenó en nuestro país una de las películas de mayor culto del cine norteamericano contemporáneo: la adaptación de la novela ‘El club de la lucha’ de Chuck Palahniuk, dirigida por David Fincher. La violencia que rezuma la película es ficción, pero alguna de sus consecuencias fueron absolutamente reales. Brad Pitt se puso tan fuerte para la ocasión que Norton llegó a partirse un dedo golpeándole el estómago. ¡Eso sí es un six-pack! En otra escena en la que Tyler Durden le pide al narrador que lo golpee, en el guión original se suponía que el narrador fingía golpear a Tyler en el hombro. Pero justo antes de filmar la escena, el director David Fincher se llevó a Edward Norton a un rincón y le dijo: «Golpéalo un poco más fuerte de lo que espera». Norton obedeció y golpeó a Brad Pitt con fuerza y ​​en la oreja. Brad Pitt no tenía idea de que esto iba a suceder, y su reacción “¡¿Me has golpeado en el oído?!» fue completamente genuina. 

‘El Padrino’: la cabeza de caballo era real

Quizás la escena de esa película a la que se hace referencia con más frecuencia en la cultura pop es aquella en la que el productor Jack Woltz, quien imprudentemente rechazó una solicitud de la familia Corleone para elegir a Johnny Fontane (el ahijado de Don Corleone) en su nueva película, despertó y encontró la cabeza cortada de su pura sangre en su cama. Es cierto que la cabeza del caballo era genuina, pero no es cierto que el animal del que proviene fue asesinado específicamente para esa escena.

Coppola abordó la autenticidad de la cabeza del caballo después del lanzamiento en 2001 de la colección de DVD de ‘El Padrino’, en la que el cineasta recordó que los activistas por los derechos de los animales estaban preocupados por las imágenes. El estudio había alentado a Francis Ford Coppola a usar una cabeza de caballo falsa, pero no le gustó la maqueta. Así que encontraron un caballo listo para el sacrificio en una planta de comida para perros en Nueva Jersey. El director de arte eligió uno que se parecía al caballo de la película y dijo: «Cuando ese sea sacrificado, envíanos la cabeza». Coppola recordó más tarde: «Un día, llegó una caja con hielo seco con la cabeza de este caballo». Y así nació una de las escenas más memorables de la historia del cine.

‘El Gran Lebowski’: los Coen cuidan a sus amigos

Prepárate un ruso blanco porque aquí hay mucha alfombra que cortar. Los hermanos Coen basaron principalmente el papel de ‘el Nota’ (interpretado por Jeff Bridges) en un hombre llamado Jeff Dowd, quien ayudó a distribuir su primera película, ‘Sangre fácil’, en 1984. Al igual que su encarnación ficticia, Dowd fue parte del grupo pacifista los Seattle Seven, tenía una actitud relajada hacia el aseo y el vestuario y en realidad se hacía llamar «The Dude». 

Otros fragmentos de la película también se inspiraron en la vida real. Peter Exline, buen amigo de los Coen, les contó a la pareja varias historias de su propia vida que acabaron en la película. Por ejemplo, que tenía una alfombra en su sala de estar que “daba ambiente a la habitación” y aquella vez en la que él y su amigo encontraron al chaval que había robado su coche gracias a que el pequeño se había olvidado los deberes dentro. También Julianne Moore afirma que el personaje de Maude se basó en la artista Carolee Schneemann, famosa por trabajar desnuda en un columpio; y en Yoko Ono.. Sin embargo, los personajes de John Goodman, Steve Buscemi y John Turturro fueron escritos específicamente para ellos. 

Pero sin duda una de las mayores preguntas que se han hecho los seguidores de esta película era de dónde sacaba el Nota el dinero para vivir. En el primer borrador del guión, se reveló como el heredero de la fortuna del Cubo de Rubik. Joel Coen luego descartó la idea y decidió dejar la fuente de ingresos de el Nota como un misterio.

‘Gladiator’: un rodaje caótico y casi de muerte

La historia de Máximo Decimo Meridio conquistó a todos, y ahora cumple 20 años en los que no ha perdido su vigencia. Sin embargo cuando comenzaron a grabar la película, el guión no estaba ni cerca terminado. «Teníamos 21 páginas cuando comenzamos a filmar», dijo Crowe a BBC Radio 1, «Un guión medio es de 110». Así que Ridley Scott y los guionistas pasaban parte de cada día trabajando en el texto para tener algo que filmar al día siguiente. Con tan poca planificación el rodaje fue muy intenso y exigente, y Russell Crowe fue el que más lo sufrió. Incluso físicamente. Se lesionó el pie, los tendones del bíceps y se hirió la cara. Pero también estuvo a punto de perder la vida en la película, ya que para la escena del Coliseo en la que se enfrenta a un tigre se usaron animales reales. Y uno estuvo a muy pocos centímetros de atacar al protagonista.

Si el rodaje fue complicado de por sí, se vio agravado por el fallecimiento del actor Oliver Reed, que interpretaba a Antonius Proximo. El actor murió de una ataque al corazón, y el equipo de producción tuvo que decidir qué hacía para solventar la situación. Se optó por doblar las escenas que quedaban usando efectos especiales, por lo que ‘Gladiator’ también fue pionero en este sentido.

‘Moulin Rouge’: Baz Luhrmann se inspiró en Bollywood

Moulin Rouge parece relativamente salvaje para un musical, con energía contagiosa y un gran trabajo de cámara, junto con momentos demasiado dramáticos y cómicos junto a otros trágicos y emocionales. Alguien que vea la película podría pensar que todos estos sentimientos ocurren sin una razón específica. Sin embargo, si nos atenemos a las palabras de su director Baz Luhrmann, solo estaba siendo influenciado por Bollywood. En estas películas, se puede explorar una variedad de temas y filosofías diferentes, y a menudo puede haber números musicales entremezclados. Se dice que Luhrmann se inspiró bastante en este tipo de películas y esperaba que ’Moulin Rouge’ podría llegar y abrirse paso a las audiencias occidentales de la misma manera que el cine de Bollywood lo hace con las audiencias indias.

Para lograr una mayor penetración en un principio pensaron en Leonardo DiCaprio para protagonizarla, pues era el rompecorazones más grande de Hollywood en ese momento y venía de interpretar al Romeo de William Shakespeare en otra película de Luhrmann. Así que le hicieron una audición para el papel principal de Christian. El único problema era que Leo no sabía cantar: «Tengo una voz bastante atroz». Según cuenta, una reunión con Luhrmann en la que cantaron una canción al piano, no terminó muy bien, especialmente cuando tocó una nota alta y el director le dijo: “No sé si esta conversación debería continuar».

Compartir en: