Logo Vodafone

Compartir en:

Honda: para qué andar, si te pueden llevar

Cuantas veces no habremos preguntado si el robot ASIMO (Advanced Step in Innovative Mobility) no tendría alguna deficiencia física. Más de 20 años (los primeros pasos se dieron en 1986) experimentando los más altos grados de movilidad para que pudiera andar, bailar, soñar…y nunca termina de hacerlo con la soltura que se le presuponía.

Cierto es que Honda tiene un Plan para ASIMO. Y es que gracias a la experimentación con el androide, la marca japonesa se ha convertido en el referente para la movilidad asistida de personas gracias a los exoesqueletos. El último ejemplo va más allá.

Se trata de el U3-X, un monociclo donde el humano puede ir cómodamente sentado, sin tener que hacer el más mínimo esfuerzo. Mucho menos cómodo que ser llevado por ASIMO a la sillita de la reina pero mucho más rápido y moderno, sin duda.

monociclo

Aunque su uso responde a los mismos principios básicos de el Segway (tú giroscopia que yo me muevo), no es un monociclo con una sola rueda. Realmente, debajo de la cubierta existen cientos de rodamientos que pueden girar de manera independiente, permitiendo el desplazamiento en todas las direcciones sin inclinar el eje.

El monociclo pesa en torno a los diez kilos y su batería le proporciona autonomía de una hora, con una velocidad máxima de 5 kilómetros por hora. El proyecto, salido del horno del Centro de Investigaciones Fundamentales de la Tecnología en Wako, Saitama (Japón), quiere darse a conocer en el Salón del Automóvil de Tokio el próximo mes, para cerrar el círculo con el Walking Assist Device, un robot suspensorio que se acopla a las canillas y, mediante un movimiento de sus patas, facilita el lento caminar autónomo.

WAD

El WAD es algo así como lo que llevaba Forrest Gump de infante, pero pasado por una buena actualización 4.0. Se trata de la nueva evolución de sus famosos exoesqueletos, estructuras que ayudan a aumentar fuerza y mente en cuerpos marchitos o muy trabajados.

La primera versión del Walking Assist Device, presentada en abril del 2008, pesaba unos 2 kilos y permitía a su usuario caminar a una velocidad de 4.5km/hora, durante unas 2 horas gracias a una batería-riñonera. La nueva versión, presentada ahora hace un año, incorpora un sillín para mayor comodidad y un par de zapato-sensores donde se introducen los pies del usuario.

WAD2

Después del monociclo, Honda también tiene planes de mayor comodidad. Bueno, los tiene el diseñador Enoc Morishima, que ha pergeñado un concepto de rickshaw robótico que también ha gustado mucho en la sede japonesa.

En este caso, en vez de ir en un monociclo aguantando el equilibrio, uno puede ir más ancho, como en una calesa y sin preocuparse de nada, que ya que conduce el propio robot. Se trata de un cochecito a tracción robótica que pretende «aliviar la congestión de las grandes ciudades», dejando la conducción a un ser hojalata, más dotado para respetar los semáforos por imposición de programación.

rickshaw

Los primeros prototipos ya se están probando en una guardería del centro comercial City SM Marikina, en Filipinas, con gran caos circulatorio, por cierto.

Compartir en: