Logo Vodafone

Compartir en:

Los irreductibles habitantes de las «casas clavo» de China

Casas clavo (4)

Las llamadas «casas clavo» son edificios que siguen en pie, clavados, implacables, resistiendo y desafiando a las grúas del progreso, mientras nuevas infraestructuras o modernas construcciones se erigen a su alrededor. Sus dueños se niegan a demolerlas por no llegar a acuerdos con las miserias que les ofrecen los constructores y conviven con las obras y la maquinaria, hasta que, finalmente, no les queda más remedio que rendirse. Y no son uno ni dos los casos de «casas clavos» que tienen lugar en China. A continuación os mostramos algunos.

Casas clavo (3)

A diferencia del resto de sus vecinos, Zhuang Longdi se niega a mudarse y ceder su casa a una constructora con la que lleva en lucha legal diez años y que ha construido casas de lujo justo donde él vive. Ante la negativa del hombre de 75 años, la constructora decidió presionar a la familia para que dejara su hogar en Pangyang, provincia oriental de Jiangsu.

De modo que construyeron un foso para dejar a la vivienda aislada del resto y para, según los constructores, quedase mejor al lado de las demás viviendas de lujo. Como consecuencia, cada vez que la familia Longdi quiere salir de casa, se ve obligada a caminar a través de las aguas del foso.

Casas clavo (6)

Esta casa de Wenling, provincia oriental de Zhejian, resistió durante más de un año mientras era testigo de cómo el asfalto iba rodeándola. Uno de los inquilinos, Luo, de 67 años, se resistía a dejarla para permitir que se construyera una carretera.

Finalmente, el obstinado hombre logró llegar a un acuerdo con la constructora para la indemnización: 260.000 yuanes (unos 31.000 euros) y un solar para construir una nueva casa. La casa fue derruida en diciembre de 2012 para continuar con las obras de la carretera.

Casas clavo (5)

Durante dos años, la familia que habitaba esta «casa clavo» en Chongquin rechazó dejar el hogar en el que habían vivido sus antepasados durante tres generaciones. La constructora les quitó la luz y el agua y comenzó a excavar un foso de diez metros alrededor de la casa, donde estaba proyectado construir un centro comercial de seis plantas.

El cabeza de familia, Yang Wu, un campeón local de artes marciales, empleó nunchakus para construir una escalera para acceder a casa. Finalmente, tuvieron que ceder a las presiones y aceptaron los 3,5 millones de yuanes (unos 330.000 euros) que les ofreció la constructora.

Casas clavo (2)

Esta otra casa quedó aislada ante la ferocidad del capitalismo que va engullendo a China. Está en frente a un edificio comercial (Changsha, provincia de Hunan, 2007), compartiendo acera con los transeúntes que van de compras.

1177064466_extras_albumes_0

Tan solo un inquilino se resistió a abandonar este bloque de viviendas al sur de Hong Kong. Consideraba que la compensación que les ofrecían es demasiado pequeña. Finalmente, como todos, también tuvieron que ceder.

nailjouse4

Niu Chuangen y Zhang Zhongyun, que rondan los 60 años, resistieron todo lo que pudieron en la pequeña parcela donde se situaba su casa, en Zoazhuang, provincia de Shandong, mientras enormes y amenazadores rascacielos se erigían a su alrededor. Cuando los trabajadores de las obras comenzaron a retirar la tierra que rodeaba la casa, sus inquilinos se quedaron sin luz ni agua. Por si eso no fuera poco, el matrimonio recibía amenazas regulares de gánsters y tuvo que luchar contra varios intentos ilegales de demolición.

article-2236746-16291EA0000005DC-762_964x566

Otra casa en mitad de una carretera, o una carretera en el paso de una casa. ¿Un nuevo reto para conductores? No, otra familia china que se niega a abandonar su casa. En un principio accedieron a vender su propiedad, pero cambiaron de opinión una vez empezadas las obras.

Visto en Daily Mail y El Mundo.

Compartir en: