Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Chucky, el Joker, Freddy Krueger y otros malos que terminan sonriendo (por fin) en estas ilustraciones

Compartir en:

Chucky, el Joker, Freddy Krueger y otros malos que terminan sonriendo (por fin) en estas ilustraciones

cooking_cazafantasmas

Siempre sucede lo mismo. Las historias pintan a los buenos como unos santos y a los malos como verdaderos demonios. Al final, suelen perder los de siempre. Hay unas pocas excepciones, claro – que no mencionaremos aquí para no hacer ‘spoilers’ de historias tan míticas como Saw -, pero son solo eso, excepciones.

El malo malísimo de la película, serie o cómic de turno siempre acaba igual: mordiendo el polvo mientras el protagonista se va con la chica guapa en sus brazos. ¿Es que nadie piensa en la felicidad de los malvados? ¿Por qué no tienen derecho a terminar alguna de sus fechorías sonriendo?

Por suerte, un artista australiano ha creado un mundo de ficción dentro de la ficción. Su nombre es Florey y se ha encargado de darle un toque de alegría a los rostros de los malvados más conocidos – e impopulares – de la cutura cinematográfica y seriéfila.

Es más, Florey ha reinventado a los chicos malos de las películas. Si lo piensas, todos son iguales: sonríen cuando van a cometer una fechoría y cambian radicalmente su cara cuando ven que los buenos les van a dar candela. Para Florey no. Poco importa que los cazafantasmas estén atacando al Hombre de Malvavisco. Nada ni nadie conseguirá fastidiarle el día.

cooking_cazafantasmas2

Así, cualquier genio malvado que haya pasado por la pantalla de un cine o por nuestro televisor es un perfecto candidato para formar parte de la colección ‘Happy Little Bad Guys’, en la que aparecen contentísimos Shredder (el archienemigo de las tortugas ninjas), Hannibal Lecter o el mismísimo Joker, que ni interpretado por Heath Ledger tenía esta sonrisa:

cooking_triple

¿Será porque por fin han vencido? ¿Sonríen porque ya todo les da igual? ¿Son felices porque han visto la luz y han abandonado el lado oscuro de la vida? Realmente, da igual. Lo verdaderamente importante es que individuos como Venom o Freddy Krueger tienen un ‘nuevo yo’ que camina por la vida con alegría:

cooking_doble

Sus sonrisas no son de esas que te ponen los pelos de punta. No hay apenas maldad en ellas. Se trata, más bien, de una sonrisa inocente, casi infantil y llena de ilusión. Solo hay que ver a este entrañable Duende Verde que, olvidadas sus diferencias con Spiderman, se limita a caminar sonriente:

Print

Como no podía ser de otra manera, él también está. El chiquitín más aterrador y malvado de cuantos existen ya sabía sonreír antes de pasar por las manos de Florey, pero ahora lo hace como un verdadero niño. Sin olvidarse, eso sí, de llevar un cuchillo ensangrentado en sus manos. Que no es cuestión de que cambie tanto de un día para otro y olvide sus orígenes, ¿no?

Print

Fuera miedos. Los malos de las pelis de siempre ya no son tan malos. O, al menos, ya no lo parecen tanto. Todo gracias a los diseños de este artista australiano al que pocos genios del mal se le escapan. Pero no te fíes, que los archienemigos de los protagonistas de películas de culto no son de fiar, y menos si se muestran tan contentos. Igual están tramando algo…

———————————————————————-

Las ilustraciones son del artista australiano Florey.

Porque hay otras formas de ver las cosas:

– El retrofuturismo japonés: profesores robóticos, coches voladores y mucha destrucción

– Raquel Meyers, la española que sigue usando el Teletexto por amor al arte

– Pikachu, Woody, Super Mario… Esculturas ‘pop’ a base de refrescos y latas de cerveza

– Ha llegado la hora de beber del váter (por tu salud y la del medio ambiente)

 

Compartir en: