Logo Vodafone

Compartir en:

Lo dice hasta el COI: por qué los eSports son un deporte más

En un comunicado emitido el pasado mes de abril, el COI (Comité Olímpico Internacional) afirmó que los eSports están mostrando un fuerte creciendo, especialmente entre los jóvenes de diferentes países, y pueden proporcionar una plataforma compatible con el Movimiento Olímpico. Así que si estás buscando un deporte para pasar el tiempo libre, conocer gente o poner a prueba tus habilidades, ahora tienes muchas más opciones. El fútbol, la natación o incluso el ajedrez permiten, de variadas formas, desarrollar los reflejos, la fuerza, la concentración o el compañerismo. Y sí, entre esas opciones también se encuentran los eSports, los videojuegos de los que se realizan campeonatos con deportistas profesionales. Sí, deportistas. Porque quizá deberías plantearte que esta forma de ocio es también un deporte. Y te explicamos por qué.
 

La International e-Sports Federation (IeSF) lleva años en conversaciones con el Comité Olímpico Internacional (COI) para que considere los deportes electrónicos como un deporte olímpico. Según el secretario general de la IeSF, Alex Lim, el proceso comenzó en 2016, una vez que se mandó la solicitud al COI y este empezó a revisarla. Para llevar a buen puerto esta iniciativa, la IeSF deberá defender los eSports en distintos cuestionarios sobre su popularidad, los deportistas… Y no le faltarán motivos con los que hacerlo.

Es cierto que, a día de hoy, etiquetarlos como un deporte causa controversia, porque hay una definición amplia de lo que significa cada modalidad deportiva. Pero hasta la mismísima BBC ha visto las semejanzas con los deportes, digamos, físicos. Solo hay que ver una de las principales características de estos: las estrategias, que también están presentes en los eSports. El medio británico destaca que juegos como ‘League of Legends’ y ‘StarCraft’ son muy complicados y están constantemente evolucionando. De hecho, gran parte de los entrenamientos se basan en desarrollar una estrategia. Hay que conocer tanto las propias capacidades como las del contrincante y las debilidades de este para vencer.

Por si esto fuera poco, algunos científicos creen que los juegos de ordenador podrían ser incluso mejores para desarrollar la inteligencia que el ajedrez, otro juego que es considerado deporte y que exige, como muchas pruebas de las olimpiadas, concentración o estrategia.

Además, los eSports ponen a prueba los reflejos de cada jugador. Al fin y al cabo, debe evitar disparos o golpes de los contrincantes de la misma manera que, por ejemplo, en voleibol o en tenis hay que estar pendiente de la trayectoria de la pelota. Según distintos estudios, los jugadores de eSports pueden realizar más de 300 acciones por minuto cuando están con un equipo, lo que lleva la multitarea a un nuevo nivel. Otros estudios han señalado también que los reflejos y la agilidad mental son mucho mejores entre los jugones que en el resto de la población.

De hecho, hace tiempo que se sabe que los videojuegos ayudan a aumentar la destreza y agilidad visual de los niños. Es la conclusión a la que llegó el Centro de Optometría Internacional en 2005. Es más, según esta institución los videojuegos provocan mayor interés y atención en niños con problemas de aprendizaje, así que también podrían servir como terapia. Un estudio de 2013 de la Universidad de Toronto refrendó la teoría de que mejoraba las habilidades visuales. Si no, que se lo digan a un jugador de ‘Call of Duty’:

 

 

 

Lo mismo sucede con los movimientos de las manos, esenciales para muchos deportistas. La Universidad de Texas hizo que adolescentes ‘gamers’ y cirujanos residentes operaran virtualmente y la investigación concluyó que los primeros lo hicieron mejor que los profesionales. Al fin y al cabo, saber trabajar bien con las manos (pero sobre todo con los dedos) es básico para cualquiera que tenga los videojuegos muy presentes en su vida.

Para que los jugones profesionales tengan un buen ambiente de entrenamiento hay ‘gaming houses’, donde los miembros de un equipo conviven y entrenan. En Corea del Sur (el paraíso de los eSports) hay muchísimas, como si fueran pisos de estudiantes, solo que las fiestas y el desmadre se sustituyen por entrenamientos diarios. Se desarrollan las mismas habilidades que las de aquellos internos en La Masía del Barça o los deportistas que acuden a centros de alto rendimiento, mientras se busca el flanco débil del contrincante para conseguir vencerlo en una competición. También se les enseña a resistir las presiones. Todo eso, en jornadas que pueden superar perfectamente las 13 horas. ¿Cuánto entrena al día un jugador de fútbol profesional?

También están a dieta

Si a la hora de practicar deporte no se puede olvidar la máxima latina de ‘mens sana in corpore sano’, en el caso de los eSports no podía ser menos. Con esas jornadas maratonianas frente al ordenador jugando, repasando partidas propias o viendo las de los demás, muchos jugadores profesionales apuestan por tener una alimentación adecuada y realizar ejercicio físico con regularidad.

Hasta los gobiernos nacionales apuestan por fomentar los deportes electrónicos de la misma manera que ayudan a los olímpicos. En el año 2000, el Ministerio de Cultura, Deporte y Turismo coreano fundó la Korea e-Sports Association (KeSPA), con el objetivo de hacer oficiales a los deportes electrónicos en un evento. Se encargan de regular las competiciones existentes, crear nuevas o difundir los videojuegos entre la población. Incluso la Universidad de Corea del Sur los ha reconocido como deporte profesional, de manera que aquellos estudiantes que lo practiquen pueden acceder a becas o tener flexibilidad de horarios.

Por su parte, los atletas de deportes ‘tradicionales’ reconocen lo fantásticos que son los eSports y que nada tienen que envidiar a los suyos. El polaco Michal Blicharz fue yudoca, entrenador y árbitro y luego saltó a los deportes electrónicos, donde también ha tenido esos variados papeles y ahora se dedica a organizar campeonatos. Para él, ambas modalidades son muy similares: “En cuanto a entrenamientos tienes que poner la misma cantidad de horas, tal vez aún más en los eSports. Estudias la estrategia, la técnica y los oponentes. Todos los elementos están ahí: la emoción, la adrenalina, los jugadores derramando lágrimas de pena y alegría”. Tanto es así que el Gobierno de Estados Unidos reconoce a los ‘gamers’ profesionales como atletas a la hora de conceder visados.

Si hasta las naciones consideran que los ‘gamers’ son atletas profesionales, ahora solo falta que el COI también los escuche. De momento el COI considera los eSports y su competición «actividad deportiva», pues los jugadores se preparan y entrenan con una intensidad que puede compararse a la de los atletas de los deportes tradicionales. Aunque también explican que para que sea un deporte olímpico en el futuro tendría que existir una series de condiciones que se antojan, cuanto menos, complicado que se cumplan, como son que los juegos no deben infringir los valores olímpicos o la existencia de una organización que garantice que se cumplan las reglas del Movimiento Olímpico (antidoping, apuestas, trampas, etc.).

Con información de Marca, Cooking Ideas, BBC, Forbes, Trusted Reviews, League of Legends, Wikipedia, Vida Extra, Meristation, Niubie y The Huffington Post. Con imágenes de Shutterstock.

Compartir en: