Logo Vodafone

Compartir en:

Este ingeniero ha creado una espada láser funcional y capaz de cortar acero

James Hobson, ingeniero y youtuber canadiese, ha creado una espada láser completamente funcional – y probablemente muy letal -, haciendo realidad la idea presentada hace más de cuatro décadas en la primera película de ‘Star Wars’.

Si bien muchos seguidores de la saga galáctica han intentado crear una versión funcional real del arma de los Jedi, estas «espadas» han sido en gran parte combinaciones de tubos de metal no retráctiles y luz; o versiones mejoradas de los sables de luz retráctiles de plástico que se utilizan como juguete.

Sin embargo, para James Hobson – que utiliza el sobrenombre de ‘The Hacksmith’ (‘El Herrero’) en YouTube – tales cacharros obvian la naturaleza esencial del sable láser: un láser de longitud fija que brilla y es capaz de fundir el metal.

Y, dado que Hobson entiende los principios básicos de la ingeniería láser, fue capaz de crear su propia versión de la espada esgrimida por los Jedi y descrita en la película de 1977 como «un arma elegante para una era más civilizada».

En un nuevo vídeo para la serie «Make It Real» de Hacksmith Industries, Hobson demuestra cómo logró transformar un concepto previamente representado mediante efectos especiales y CGI en un arma plenamente operativa.

El video, que se estrenó el pasado 8 de octubre, ya se ha hecho viral y acumula más de 15 millones de visitas.

La réplica de la espada de luz almacena la energía en una mochila portátil conectada a una empuñadura diseñada para que se parezca a las de las películas. La empuñadura bombea un flujo constante de gas propano que, al mezclarse con el oxígeno, crea un rayo de plasma que emula a la luz de los sables y arde a más de 2.200 grados Celsius, lo que significa que puede atravesar gruesas piezas de metal e incluso puede cortar el acero.

Hobson también explica en el vídeo cómo una gama de diferentes sales pueden aplicarse en el flujo de plasma para modificar el color del rayo. Por ejemplo, el ácido bórico puede hacer que el haz sea verde, mientras que el cloruro de sodio (sal de mesa) puede hacerlo amarillo. El cloruro de calcio producirá un color ámbar, mientras que el cloruro de estroncio hará que el haz se vuelva rojo.

«Incluso con todos nuestros nuevos equipos y capacidades, seguimos estando condicionados por las leyes de la termodinámica«, explica este herrero futurista en el vídeo.

«Bueno, la teoría dice que el plasma se sostiene mejor en un rayo mediante un campo magnético, lo que, científicamente, queda demostrado», continúa. «El problema es producir un campo electromagnético lo suficientemente fuerte como para contener un filo: la espada láser tendría que estar literalmente construida dentro de una caja cubierta de electroimanes, lo que lo convierte en una especie de proyecto científico baldío».

El resultado es una réplica retráctil de la espada láser que brilla «con tal intensidad… que realmente duele al mirarla», afirma Hobson.

Si no puedes resistirte a poseer el armamento épico de los caballeros Jedi y los señores Sith que se enfrentaron en amargas luchas «hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana», el precio también coincide con su intenso calor: sólo la empuñadura cuesta unos 4.000 dólares.

«Lo que hemos hecho hasta ahora son algunas de las representaciones más cercanas de espadas de luz usando tecnologías de la vida real», dijo Hobson: «Parecen espadas-láser, suenan como espadas-láser y a temperaturas de más de 1.600ºC, en realidad cortan cosas igual que una espada-láser«.

—-

Con información de The Mind Unleashed y YouTube.

Compartir en: