Logo Vodafone

Compartir en:

Diez trucos indispensables para maximizar el almacenamiento de tu ‘smartphone’

Es fácil llenar la memoria de un teléfono inteligente con aplicaciones, música y fotos sin ni siquiera darte cuenta. ¿Verdad? Lamentablemente, la capacidad de almacenamiento en nuestros dispositivos, aunque sustancial, no es ilimitada. Después de un tiempo, es posible que no puedas guardar más fotos o descargar nuevas aplicaciones en tu teléfono porque… simplemente no queda espacio para almacenarlas.

Y no es que todos nos hayamos convertido en acumuladores digitales. Nuestras necesidades de almacenamiento crecen exponencialmente a medida que una mayor cantidad de nuestro trabajo o nuestra vida se realiza a través del teléfono, lo que requiere que podamos acceder a él en cualquier momento.

Hoy en día, el usuario promedio de ‘smartphones’ tiene más de 90 aplicaciones instaladas, con algunas, particularmente los videojuegos, que superan los 100 MB de tamaño. Pero más que las aplicaciones, son las fotos, los videos y otros contenidos audiovisuales de alta resolución los que realmente ponen a prueba la memoria de tu aparato. Para que te hagas una idea, solo un minuto de vídeo 4K, capturado a 60 fps, requiere unos 300-400 MB de almacenamiento.

Afortunadamente, existen algunos trucos rápidos y sencillos para arreglar el desorden y liberar un espacio de almacenamiento más que significativo. Cada uno de los siguientes consejos generalmente se puede abordar y completar en sólo unos minutos. ¡Una pequeña inversión para una gran recompensa!

1- Limpia la caché

El navegador de tu teléfono móvil almacena en la memoria caché imágenes y otros datos para ayudarte a navegar por internet, como las cookies, los formularios enviados, el historial de descargas o las contraseñas. Si bien esto te brinda un aumento (muchas veces apenas perceptible) en la velocidad de navegación, también consume mucha memoria. Periódicamente borra estos archivos siguiendo las instrucciones que te ofrece tu sistema operativo (o el navegador que estés usando), especialmente los datos relativos a los servicios de transmisión de video y música.

2- Añade una tarjeta externa SD (o micro SD)

Estas tarjetas de memoria portátiles se pueden insertar en la mayoría de teléfonos para ampliar su capacidad. Muchos dispositivos admiten tarjetas de 32 GB o más. Las hay que incluso disponen de casi tanta memoria como el propio dispositivo, por lo que son una buena alternativa para liberar espacio en el móvil. Es simplemente una cuestión de deslizar la tarjeta en la ranura correspondiente de tu terminal.

La forma en que tu teléfono reconoce la tarjeta variará según el fabricante y la versión del sistema operativo que está ejecutando. Por ejemplo, algunos teléfonos Android permiten ejecutar aplicaciones en la tarjeta SD, mientras que otros lo limitan a mantener las fotos y videos en ese almacenamiento adicional. Incluso si tu caso es este, mover esos archivos liberará espacio en la memoria interna del teléfono. Los iPhones no cuentan con memoria expandible, pero puedes comprar periféricos que hacen el mismo servicio.

3- Usa el almacenamiento en la nube

Al guardar los archivos en un servicio de almacenamiento en la nube, como Google Drive o iCloud, puedes acceder a ellos cuando lo desees sin mantenerlos físicamente en el teléfono. Si no tienes el tiempo o la paciencia para examinar los fotos y videos antiguos, o si deseas conservar todos los archivos multimedia, también puedes hacer una copia de seguridad y eliminar aquellos que no deseas localmente. Con los servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox puedes incluso optar por hacer una copia de seguridad automática cada vez que tenga acceso a Wi-Fi.

También, para evitar el coste y las limitaciones algunos de estos servicios en la nube, puedes hacer una copia de seguridad de tus archivos en el ordenador. Por supuesto, la desventaja es que solo puedes hacerlo cuando tiene acceso a él a través de una conexión por cable o inalámbrica.

4- Desinstala las aplicaciones que no uses

Muchas veces bajamos juegos o aplicaciones de las que nos olvidamos completamente si no las tenemos a la vista. Estas ‘apps’ además de ocupar espacio ejecutan procesos en segundo plano que ralentizan tu teléfono. Es mejor eliminar las aplicaciones que no se usan con frecuencia, sobre todo las que almacenan datos de música, podcasts, películas o programas de televisión que podrían haberse guardado localmente para su uso sin conexión. Recuerda que siempre puedes volver a instalarlas más tarde sin tener que pagar otra vez por ellas: Apple o Google realizarán un seguimiento de las aplicaciones que ya hayas descargado.

5- Ahorra espacio con aplicaciones web o versiones ‘lite’

Algunas aplicaciones son demasiado pesadas, y hacen que debas plantearte si sería mejor acceder a ellas desde la web. Un claro ejemplo de ello es Facebook, una aplicación que al cabo de poco tiempo de uso podría llegar a ocupar más de 300 MB, si sumamos la memoria caché y los datos de la aplicación. Muchas de las ‘apps’ que tenemos instaladas son accesibles mediante nuestro navegador web, y están perfectamente adaptadas al mismo.

De la misma forma, muchas aplicaciones también tienen una alternativa que acapara menos espacio en la memoria, aunque con menores opciones avanzadas. Se trata de las llamadas aplicaciones ‘lite’. Por ejemplo, una app sustituta de Facebook es Facebook Lite, que ocupa apenas 500 KB; y en el caso de Twitter existe Tinfoil for Twitter, que necesita poco más de 400 KB.

6- Limpia tus mensajes de texto o archivos de chat

Todos esos mensajes de texto que estás almacenando en aplicaciones de mensajería o servicios de chat engullen la memoria a un ritmo endiablado, especialmente si tienen fotos o videos adjuntos. Por ejemplo, Whatsapp, el servicio de mensajería instantánea por excelencia, descarga por defecto en tu ‘smartphone’ todos los archivos que recibas, a no ser que le índices lo contrario. Deshazte de los que no necesitas conservar. También podemos eliminar conversaciones extensas que no necesitemos desde cualquiera de éstas ‘apps’.

7- Reduce el tamaño de las fotos y videos que grabas

HDR, 4K y 60 fps son avances maravillosos, pero no todos los videos o fotos merecen o incluso necesitan ese tratamiento. Por ejemplo, las fotos y videos grabados al aire libre con luz brillante probablemente ya sean muy nítidos de por sí. Considera cambiar la configuración predeterminada a 1080p, 30 fps y una compresión más alta, para aumentar la nitidez solo en ocasiones especiales. ¡Tu memoria interna te lo agradecerá!

8- Limita los widgets y los fondos de pantalla animados

Los widgets y los fondos de pantalla animados son bastante codiciosos cuando se trata del uso de la memoria. Muchos se actualizan con frecuencia y ocupan ancho de banda, mientras que algunos están continuamente activos. Esto también puede hacer que la batería se agote más rápido.

Recuerda pues limitar el número de ellos para optimizar sobre todo la memoria RAM. Se trata de una memoria de acceso aleatorio, que es donde tu teléfono almacena las cosas mientras las usa. Por ejemplo, cuando estás editando una foto, tanto la foto como la aplicación que está usando para editarla están en la RAM del dispositivo; cuando haya terminado, la foto se guardará en el almacenamiento interno para que no se pierda. Cuanta más RAM tengas, más podrás hacer. Por ejemplo, puedes tener más pestañas del navegador abiertas, más aplicaciones ejecutándose o más funciones del sistema haciendo sus cosas.

9- Restablece tu teléfono a valores de fábrica

Ningún truco para ahorrar espacio en un teléfono funciona mejor que un restablecimiento a valores de fábrica de vez en cuando. Esto devuelve el teléfono al estado en que estaba cuando lo compraste por primera vez, lo que significa que no quedará absolutamente nada más allá de lo que el fabricante y Apple o Google hayan preinstalado.

Lo que desalienta a la mayoría de las personas para realizar este proceso es que se borran del teléfono todas las fotos, vídeos, mensajes y aplicaciones, por lo que deberás comenzar desde cero. Esto significa que, antes de hacerlo, debes estar absolutamente seguro de que todo lo importante lo has almacenado en otro lugar.

Pero como te hemos comentado, con las aplicaciones y servicios en la nube restablecer a valores de fábrica un teléfono no es ni mucho menos la tragedia griega que solía ser. Si todos tus correos electrónicos están en Gmail, todas tus canciones están en Spotify, todas tus imágenes están en Google Photos, y has realizado una copia de seguridad y descargado todos tus mensajes, el proceso es relativamente indoloro.

10- Haz que ahorrar espacio sea un hábito, no una necesidad

Liberar regularmente espacio en tu teléfono podrá evitar la decepción de quedarte sin almacenamiento en los momentos en que más lo necesitas. En el tiempo que lleva preparar una taza de café, podrías estar limpiando suficiente memoria de tu teléfono para mantenerlo funcionando bastante bien. Acostúmbrate a hacer estas cosas regularmente: ¡disfrutarás de un mejor rendimiento en tu ‘smartphone’ y nunca más tendrás que preocuparte por quedarte sin espacio!

—-

Compartir en: