Logo Vodafone

Compartir en:

Diez objetos mágicos de Hogwarts que no deben faltar en tu mochila este curso

Con el regreso al cole a la vuelta de la esquina, los fans de la saga Harry Potter también tienen algo que celebrar. Y es que la temida fecha para cualquier niño ‘muggle’ es en realidad muy esperada si eres un joven mago que te inicias por primera vez en Hogwarts. Porque ha llegado ese momento del año en el que una nueva generación de aprendices se incorpora a la escuela de hechicería, ansiosa por descubrir qué casa les asignará el Sombrero Seleccionador.

Es el #BackToHogwarts, una etiqueta que el primero de septiembre da el pistoletazo de salida al curso y donde las redes sociales se llenan de fotos de la escuela de magia y hechicería. Esto se debe a que en la historia que escribió J.K. Rowling, cada primero de septiembre vuelven las clases en ese colegio y todos los alumnos deben dirigirse a la estación King’s Cross en Londres para esperar el Hogwarts Express en el andén 9 y 3/4, que saldrá para Hogsmeade a las 11 en punto.

Más allá de la ficción, estamos algo más cerca de sentirnos un auténtico personaje de Harry Potter en la vuelta al cole, gracias a distintos útiles reales que cualquiera puede conseguir para armar su mochila de cara al comienzo de las clases: desde un tablero de ajedrez que mueve sus piezas a través de una ‘app’ hasta varitas mágicas que pueden controlar algunos ‘gadgets’ por control remoto. Incluso algunos los podemos crear nosotros mismos si somos unas manitas tecnológicos. ¿Quién no querría fabricarse una snitch dorada o el famoso sombrero seleccionador? ¡Qué empiece la magia!

El ajedrez que se mueve solo

«Todo lo que queremos hacer es agregar un poco de magia a la vida cotidiana», dicen en la web de este curioso ajedrez llamado Square Off que mueve sus piezas solas. Realmente están controladas a través de una ‘app’ a la que deberás conectarte si quieres jugar con alguien sin estar físicamente delante de él e incluso desde un país diferente. Será tan sencillo como desplazar las piezas en la pantalla y en el tablero parecerá que se mueven por arte de magia, gracias a los sensores con los que cuenta. Si lo quieres, puedes adquirirlo desde 329 dólares (unos 285 euros) y en un tiempo de una semana lo tendrás en casa.

Una varita para controlar el móvil o la tele

Será lo más cerca que estarás de hacer hechizos, así que algo es algo. La Kymera Wand se define como la primera varita mágica real del mundo, aunque lo cierto es que no es mas que un control remoto universal que se basa en el movimiento para ejecutar funciones en todo tipo de equipos de entretenimiento domésticos, como ‘tablets’, televisiones o reproductores. Así, girando la varita podrás subir el volumen, moviéndola hacia atrás abrir el compartimento del DVD o dando un chasquido fuerte encender o apagar la televisión. Además, cuenta hasta con el más mínimo detalle: viene en una caja negra imitando la piel de dragón y forrada con seda roja que hará las delicias de cualquier fanático del mundo Hogwarts. Podrá ser tuya por 54 euros en Amazon.

Marcos con fotos en movimiento

En realidad, no se trata de fotos sino que son vídeos, pero la gente se sorprenderá al verlos. Los marcos digitales además de soportar formatos de foto fija como jpg o png también permiten reproducir archivos de vídeo (en Amazon encontrarás varios), así que solo necesitarás un poco de técnica a la hora de hacer tu retrato con el mismo efecto que los de la escuela Hogwarts. Elige a la persona y graba un vídeo de 15 o 30 segundos mientras hace algún gesto: reír, saludar, girar la cabeza o atusarse el pelo. Luego podrás descargarlo en el ordenador y con editores de vídeo online como Playola o herramientas como iMovie haz un bucle hacia delante y hacia atrás. En esta ultima herramienta los pasos son ‘Ajustes de clip’ y marcar la casilla ‘Revertir’ y ‘Dirección’. Ahora solo te quedará cargarlo en tu marco digital. Quien lo vea pensará que has hecho magia.

La escoba voladora

El Nimbus 2000 es la primera escoba con la que Harry Potter jugó al quidditch. Sin duda, un artículo preciado por cualquier fan que también está a tu disposición. La escoba que puedes encontrar en Amazon por 45 euros no es simplemente un palo con la estética original sino que también tiene efectos de sonido y movimiento tal y como si fueras a emprender vuelo en cualquier momento. Desafortunadamente, no viene envuelta en papel marrón y cordel, al igual que cuando Harry Potter la recibe de su búho Hedwig en la película.

Una capa para ser invisible

Aunque no existe como tal, sí es un objeto que quizás no esté lejos de llegar gracias a los avances científicos. Antes de nada debes saber que la invisibilidad de algo se puede conseguir de dos formas: cubriéndolo con una capa que desvíe la luz (en lugar de rebotarla como ocurre comúnmente) o utilizando un método de camuflaje llamado ‘capa plasmónica’ que hace que los campos de dispersión de la capa y del objeto se anulen y no se refleja la luz.

Aplicando esta técnica, investigadores de Stanford y Pensilvania utilizaron nanocables de silicio cubiertos por una capa de oro que invisibilizaban. Además, expertos de la Universidad de Duke aseguran que se puede crear una capa de invisibilidad con una impresora 3D y dos materiales, plástico ABS y aire, y un grupo de científicos españoles han diseñado una capa para ambientes difusos, como lugares de niebla o bajo el agua, donde la luz no se propaga en línea recta.

Con estos avances, no es de extrañar que también exista la primera capa de invisibilidad comercial. Está a la venta desde el pasado 1 de agosto por unos 80 € aproximadamente, ha sido creada en conjunto por Wow! Stuff y Warner Bros y su funcionamiento es sencillo: para que el efecto de invisibilidad funcione debes bajar una app a tu teléfono, colocarte la capa del lado verde y listo, te volverás invisible ante la cámara de tu teléfono y podrás recrear algunas de las escenas de Harry Potter de manera muy original.

Cómo hacer tu propia snitch

Como todos los lectores de Harry Potter saben, la snitch dorada es la tercera (y más pequeña) de las pelotas voladoras usada en los partidos de quidditch, una bola que aunque lo parezca no tiene ninguna inteligencia real, ya que sus movimientos son al azar (lo que la hacen excepcionalmente difícil de atrapar e, incluso, de ver). Se trata de la pelota más importante de este deporte, pues el partido no termina hasta que es atrapada por el buscador de uno de los dos equipos contrincantes.

Ahora siguiendo el tutorial de un usuario de Instructables se puede crear una snitch a partir de una pelota de ping pong y una serie de circuitos internos y baterías en su interior que reproduzcan su particular aleteo. En esta ocasión, las alas estarán hechas celofán y la pelota se pintará de dorado para darle un mayor realismo al objeto aunque, eso sí, no volará a la endiablada velocidad a la que lo hacen las originales.

El sombrero seleccionador

También para manitas. El ingeniero Ryan Anderson creó para sus hijas un sombrero seleccionador que utiliza la inteligencia artificial de IBM para destinar a sus portadores a una casa Hogwarts u otra. Como vemos en las imágenes, solo es necesario decirle una breve descripción de nosotros mismos y él determinará a qué casa de Hogwarts (Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw o Slytherin) deberíamos pertenecer mediante una serie de palabras clave. Anderson compartió un tutorial por si alguien se anima a intentar construir su propio sombrero seleccionador.

Bombillas o vasos que levitan

Tampoco ya no hará falta dar clase con el profesor Flitwick para hacer que los objetos leviten. La compañía Flyte ha diseñado bombillas o plantas que levitan sobre un soporte. El truco no es más que unos imanes colocados en ambos objetos que permiten una levitación magnética con un mecanismo que gira sin fin. Eso sí, tendrás que rascarte el bolsillo: el pack de bombillas y soporte te costará desde 299 euros y el de plantas desde 249 euros. En Amazon también podrás encontrar macetas que levitan por 66 euros. También se han inventado vasos o platos que hacen lo propio e incluso unos investigadores de la Universidad de Bristol han conseguido levitar una esfera a golpe de sonido.

El reloj que los controla a todos

Casi como el famoso reloj de la familia Weasley que indicaba el paradero de los miembros de la familia, el reloj Stata también te dirá donde está cada uno. Cada manecilla corresponde a una persona y en lugar de cada número habrá una localización como casa, trabajo, gimnasio, amigos e incluso perdido. Conectado a una ‘app’, cada uno puede indicar en su móvil dónde se encuentra  y el reloj informará a quien esté delante de él dónde está en cada momento. Puedes pedirlo a través de su web desde 250 dólares (unos 215 euros) y personalizarlo en función del número de personas que seáis en casa y los lugares que frecuentáis.

Encantamiento de objetos

Conseguir que las luces se enciendan o que las persianas se bajen con solo una orden de voz también parece cosa de magos. Sin embargo, los asistentes de voz para los hogares como V-Home (el servicio de V by Vodafone que te permite seguir todo lo que ocurre en tu casa desde tu smartphone), Google Home o Amazon Echo  ya son capaces de hacer eso. Incluso podemos pedir a nuestros teléfonos inteligentes que llamen a un número de nuestra lista o hagan alguna tarea con solo decírselo por voz. Así que si eres un auténtico ‘muggle’ o conoces a alguien que lo sea, ahora ya sabrás cuál será tu próxima compra o manualidad si quieres convertir tu casa o tu colegio en un auténtico escenario de Hogwarts.

———–

Compartir en: