Logo Vodafone

Compartir en:

Curiosas formas de reutilizar un ordenador portátil viejo sin ser un mago de la informática

Tu portátil sabe mucho de ti. Te ha visto la cara cuando hablabas por Skype, te ha ayudado a que Word corrigiera tus faltas de ortografía y te ha contemplado analizando en profundidad los perfiles de Facebook de tus amigos. Sin embargo, cuando pasan cuatro o cinco años, tu ordenador comienza a sufrir los primeros achaques, y pese al vínculo especial que habéis mantenido ese tiempo, decides separarte de él. Llegará un momento en que se te bloquee tantas veces al día que tu mayor deseo sea tirarlo por la ventana y adelantar su defunción. No lo hagas: con tu ayuda, tu antiguo portátil todavía puede tener todavía muchos usos. Te explicamos algunos de ellos.

Lubuntu_13.10_English (1)

Intenta reanimarlo con otro sistema operativo

Aunque las capacidades de tu antiguo portátil ya no sean suficientes para trabajar con Windows, puedes instalar un sistema operativo más ligero, que funcione con pocos recursos de memoria RAM. Para los amantes de Linux que quieran aprovechar al máximo su antiguo ‘hardware’, el sencillo ArchBang o Puppy Linux, Lubuntu o Linux Lite pueden ser algunas alternativas. Además de ser ligeros, estos sistemas operativos son rápidos y seguros. Chrome OS, el sistema operativo de Google para sus Chromebooks, también puede servirte.

3914107657_9920327b43_z

Destrípalo y véndelo por piezas

Si quieres abandonar tu ordenador simplemente porque va lento como una tortuga, puedes optar por venderlo, por si a alguien todavía le sirve (eso sí, acuérdate de formatear el disco duro, no vaya a ser que tus fotos íntimas circulen por la Red a los pocos días). Pero si tu portátil simplemente ha muerto, no optes por enterrarlo entero: practícale una autopsia y extrae los elementos que se puedan rescatar. El disco duro, la memoria RAM, el adaptador de corriente, las tarjetas gráficas o las tarjetas de sonido son algunos de los componentes que puedes vender por Ebay, Vibbo o Mil Anuncios, que siempre hay un roto para un descosido.

Sé solidario, ¡dónalo!

Tu viejo portátil, ese del que tanto te quejas porque se queda colgado, puede alegrarle la vida a otros: hay muchas páginas web que te permiten donar tu portátil. Una de ellas es Labdoo.org, una organización sin ánimo de lucro virtual que envía ‘smartphones’, ‘tablets’ y portátiles a escuelas, orfanatos y proyectos juveniles en más de 80 países. El ordenador que tanto odias servirá para que los niños que más lo necesitan se acerquen a las nuevas tecnologías.

504456253_48bf47197e_z

Crea tu propio disco duro externo

Si tu ‘laptop’ no ha sobrevivido pero su disco duro sí, puedes aprovecharte de él desmontando tu ordenador provisto de un destornillador. Puedes comprar por internet a un precio asequible una caja externa (una placa base y un conector USB) y con un poco de bricolaje tecnológico, tendrás un disco duro externo que en su antigua vida fue un portátil.

Transfórmalo en un marco de fotos digital

El ‘hazlo tú mismo’ está de moda y los marcos de fotos digitales, aunque te parezcan cutres, también. En páginas como Instructables podrás encontrar todos los detalles para que tu viejo ordenador muestre tus fotografías, incluso conectándose a internet para que tus últimas instantáneas cuelguen de la pared. El proceso de transformación no va a ser precisamente coser y cantar, pero cuando lo consigas, podrás presumir de que eres un manitas del reciclaje computacional.

130972841_97cd77c461_z

Monta tu propio sistema de vigilancia

También puedes reciclar tu viejo portátil con fines menos éticos pero muy útiles: utilizar la ‘webcam’ para grabar a tus congéneres. Con la ayuda de programas como iSpy, un ‘software’ de código abierto, podrás tener tu propio sistema de videovigilancia gratuito en tu casa. Además, tu ordenador estará feliz porque puede seguir investigando vidas ajenas mientras graba imágenes.

5349327692_919f8a9332_z

Conviértelo en un punto de acceso wifi

Algunos programas, como Connectify Hotspot, te permitirán compartir la conexión a internet inalámbrica de tu portátil con otros dispositivos. Una idea que puede venirte muy bien si hay alguna zona de tu casa a la que no te llega bien la conexión a internet.

7216979800_99501f5686_z

Construye tu propio centro multimedia

Conectando nuestro ordenador a nuestra televisión extraplana e instalando ‘software’ como Plex o Kodi, podemos crear nuestro propio servidor multimedia para ver películas y series. Últimamente se lleva más montarlo con Chromecast, el pequeño dispositivo de Google, con el que podemos compartir contenidos audiovisuales desde nuestro ‘smartphone’. Es cierto que podemos adquirir un Chromecast por solo 35 euros y es bastante más cómodo y práctico que nuestro viejo portátil, pero mira las teclas de tu ordenador y piensa: él no lo haría.

Office_Worker_with_Two_Monitors

Aprovecha la pantalla… para tener una segunda pantalla

Con un poco de maña, puedes extraer con cuidado la pantalla de tu viejo portátil para reutilizarla como segunda pantalla para tu nuevo ordenador. Tener dos monitores puede ser muy útil para algunas tareas, como por ejemplo editar vídeo, y además puede contribuir a ordenar el escritorio de aquellos caóticos seres que tienen 20 programas abiertos al mismo tiempo.

2223199920_61449cfaf4_z

Utilízalo como amplificador

Aunque tu portátil realice algunas tareas muy lentamente en los estertores de su vida, siempre puedes seguir utilizarlo como un amplificador de guitarra para crearte tu propio estudio de grabación casero. Aunque si careces de dotes musicales, lamentamos decirte ni tu antiguo ordenador ni el próximo que te compres pueden ayudarte.

———–

Compartir en: