Logo Vodafone

Compartir en:

Diez historias reales que parecen episodios de ‘Black Mirror’

El próximo 29 de diciembre se estrena la nueva temporada de ‘Black Mirror’, la serie que ha dibujado distintas caras de un aterrador futuro en el que la tecnología nos controla. Más allá de la (ciencia) ficción, ya hay quienes han vivido situaciones reales que parecen sacadas de la famosa serie de Netflix. Aunque parezca increíble, una mujer acaba de darse cuenta de que su foto aparecía en Google junto al perfil de una persona fallecida pese a estar vivita y coleando. Otra compró vitaminas prenatales en Amazon y se percató de que otras plataformas se habían dado cuenta rápidamente de que estaba embarazada, antes de que lo supiera siquiera su familia.

En efecto, a día de hoy no hace falta sentarse delante de una pantalla para vivir algunas de las peores pesadillas tecnológicas: muchas ya han sucedido. Y quién sabe si quizás podrían inspirar alguna de las futuras tramas de la serie. No en vano, es cierto el dicho que proclama que la realidad puede superar a la ficción y basta con seguir leyendo para comprobarlo:

‘Trabajadores controlados por chips’

Seguro que alguna vez has tenido la sensación de que tu jefe controla tu vida tanto dentro como fuera del trabajo, ya sea eligiendo tus días de vacaciones, tus horas de descanso o dirigiendo cada paso que das en el entorno laboral. Pues bien, para los trabajadores de la empresa Three Square Market, de Wisconsin, ese control es literal. La compañía les ha ofrecido a los trabajadores la posibilidad de implantarles en la mano ‘chips’ para que abran la puerta, compren el picoteo de la máquina o accedan a los ordenadores e impresoras. ‘Black Mirror’ sabría sacarle partido a esta historia: trabajadores monitorizados, humanos robots y actividades vigiladas.

‘Ciudadanos controlados por la cara’

China es una de las potencias punteras en cuanto a tecnología se refiere. Ejemplo de ello es el sistema de reconocimiento facial que se está desarrollando desde 2015 y con el que se pretende identificar a cualquier persona comparando su cara y su foto del DNI con un 90 por ciento de acierto. ¿Y si los dispositivos de reconocimiento se distribuyen a lo largo de todo el país para saber dónde estás en cada momento? En la ficción de Charlie Brooker se podría plantear como un dilema entre la seguridad y la libertad de los ciudadanos.

‘Vigilando a tu bebé’

Estás tranquilamente haciendo las tareas del hogar mientras el bebé descansa en la habitación contigua. Por si acaso, te has llevado el monitor de escucha que recibe los sonidos del otro aparato que está colocado junto a la cuna y estás pendiente de cualquier ruido que te alerte de que el pequeño ya se ha despertado. En lugar de oír la dulce voz del bebé, oyes una voz grave y aterradora. Podría ser un capítulo de la serie, pero también es algo que ha sucedido en la vida real.

Una familia de Houston vivió esta situación en sus propias carnes: un extraño tomó el control del monitor de audio y vídeo para observar a la pequeña de 2 años y los padres se dieron cuenta cuando el hombre comenzó a gritar a través del aparato para que la niña se despertara. El ‘hacker’ pudo acceder a la transmisión en vivo de las cámaras averiguando el ID del dispositivo y burlando a través de la web su sistema de seguridad.

‘Cambiando tu ADN’

Del ‘hackeo’ tecnológico al ‘hackeo’ del propio cuerpo humano: el estadounidense Josiah Zayner ha intentado alterar el genoma de sus células musculares. Ocurrió durante una charla en San Francisco sobre ‘biohackers’ donde el científico trató de modificar su propio ADN con la herramienta CRISPR, una suerte de tijeras biológicas que permiten cortar el genoma de forma selectiva para inducir el crecimiento de sus músculos. Si bien no se observó ningún cambio en la apariencia física del hombre, su experimento sí reveló algo aún más inquietante: en un futuro, hasta el organismo podrá ser editado por otros. Y ‘Black Mirror’, ficción que consigue hacer reflexionar a la audiencia con sus historias distópicas, podría ser la serie perfecta para retratar los peligros que esto conlleva. 

‘Observando tu embarazo en la web’ 

La periodista Kashimir Hill compró por Amazon vitaminas prenatales con el fin de preparar su cuerpo para el bebé que estaba buscando. A partir de ahí, distintas plataformas ‘online’ comenzaron a enviarle anuncios sobre productos para embarazadas.

Internet, a través de las ‘cookies’, sabía de sus intenciones antes incluso de que hubiese informado a su propia familia. El verdadero problema no acaba ahí, sino que la falta de codificación en las comunicaciones de estas ‘apps’ puede permitir que cualquiera que esté operando en tu red o la haya ‘hackeado’ sea capaz de ver lo que hagas y conocer esa información íntima y personal que habías decidido no revelar a nadie.

‘Muerte por Google’

 ¿Imaginas todo lo que puede pasar si tu familia, tu jefe o tu pareja lee en internet que has muerto? Pérdida de identidad, de trabajo, de vida social: ‘Black Mirror’ podría basarse en la historia de Rachel Abrams para un episodio inquietante. Lo que le pasó a esta mujer podría haberlo vivido cualquiera. Abrams tecleó su nombre en Google y la sorpresa que se llevó no fue muy grata: su foto aparecía en el perfil de otra mujer, con su mismo nombre, que estaba muerta. Lo peor es que, por más que Abrams trató de que Google quitara la foto de la página web sobre la fallecida, le costó tiempo y esfuerzo que la compañía le devolviera a la vida, digitalmente hablando. 

‘Acusado de terrorista por las compras en internet’

Una familia estadounidense recibió una visita inesperada del mismísimo FBI, que llamó a su puerta para investigar si eran o no terroristas. ¿Qué llevó a los agentes hasta su puerta? Haber buscado en internet una mochila, una olla a presión y haber leído diversos artículos sobre los atentados de Boston. Lo que parece una búsqueda normal de quien quiere renovar los cacharros de la cocina o enterarse de qué está pasando en las noticias hizo saltar los radares de las autoridades, que rastrean en la red cualquier indicio para prevenir un posible atentado. En efecto, hay que tener mucho cuidado en internet: no se sabe quién puede estar vigilando cada uno de tus movimientos.

‘Controlando tu vida en el hotel’

Un español descubrió, durante su estancia en la ciudad china de Shenzhen, cómo controlar a distancia todas las habitaciones de su hotel. Todo se debe a una serie de fallos en la seguridad del sistema que un atacante podría aprovechar para cambiar la temperatura del termostato de las habitaciones, apagar y encender las luces, cambiar de canal en la televisión o subir y bajar persianas. Si esto no basta como trama para darle emoción a un episodio, aún hay más: el español descubrió que también podría dejarte en el ascensor o poner los electrodomésticos en tu contra.

‘La rebelión de los electrodomésticos’

Te vas a acostar para dormir plácidamente entre los edredones, en el calor del hogar y despiertas en una habitación en la que hace un frío polar. Para colmo, no es una situación que esté en tu mano evitar: el termostato inteligente de tu casa ha tenido un fallo y ha decidido por ti la temperatura, como ya ha les ha pasado a muchos. ‘A priori’ no da tanto miedo, pero es solo un ejemplo de cómo en un futuro cualquier error en las casas inteligentes puede tener efectos catastróficos. ¿Y si tu vivienda te deja encerrado? ¿Y si se encienden todos los grifos mientras duermes? Una idea que ya se ha planteado en otras películas y series de ciencia ficción y que se podría ahondar en ‘Black Mirror’, a diferencia del caso anterior: esta vez son las máquinas las que toman el mando.

Votar a la gente a través de una ‘app’

Como en el capítulo ‘Nosedive’ de ‘Black Mirror’, China está trabajando en la implementación de un sistema de puntuación de registro público, que clasificará a los ciudadanos en base a sus interacciones sociales. Es decir, a través del uso del teléfono móvil se podría calificar a las personas según su comportamiento diario, información que luego podría ser decisiva para, por ejemplo, conseguir un buen puesto de trabajo. A veces la realidad puede inspirar a la ficción, pero en ocasiones sucede a la inversa.

Información de: The New York Times, Voz Populi, The Guardian, El Confidencial, Forbes. Imágenes: fotogramas de ‘Black Mirror’, ‘Los Simpson’, Flickr.

Por si te ha sabido a poco, más sobre tecnología, ‘hackeos’ y ‘Black Mirror’, aquí:

-Los mejores capítulos de las series de ficción.

-Así roban tus contraseñas los ciberdelincuentes para venderlas en el mercado negro.

-Vivir para siempre en un robot: conoce a los científicos ‘locos’ detrás de esta utopía.

-’Hackers’ españoles engañan a Tinder para seguir los pasos de cualquier usuario.

 

Compartir en: