Logo Vodafone

Compartir en:

Armonía matemática en la naturaleza

</embed>

«La esfera protege

El hexágono pavimenta

La espiral empaqueta

La parábola concentra»

Jorge Wagensberg, La rebelión de las formas

En su imprescindible libro “La rebelión de las formas”, el científico y divulgador Jorge Wagensberg analiza por qué determinadas estructuras físicas se repiten en la naturaleza. Cada forma, según Wagensberg, desempeña una función muy concreta, tanto a micro como a macroescala. Esto explica que constructos de órdenes de magnitud tan distantes como una galaxia o la concha de una caracola compartan estructuras similares.

“La espiral”, dice Wasenberg, “es la mejor forma de crecer sin desparramarse”. “La espiral se exhibe en cuernos, conchas, trompas y rollos de mil clases”. No existe espiral más perfecta que la que genera la proporción áurea, la secuencia 0-1-1-2-3-5-8-13-21-34…en la que cada número es la suma de los dos anteriores y van dibujando una parábola perfecta que “empaqueta” la circunvalación original.

Nature by numbers”, el vídeo que encabeza este artículo es una pequeña maravilla realizada por Cristóbal Vila al que he llegado a través de Flowing Data, un sitio dedicado a las nuevas formas de representación de información. Sería tan pretencioso como vano tratar de explicar mediante palabras lo que Vila describe y sugiere con maestría únicamente con imágenes, así que me gustaría llamar la atención sobre algunas de las formas que en él aparecen y que Wasenberg cataloga con precisión poética: la espiral, el hexágono, la esfera.

Más en “Las formas de la supervivencia”, de Jorge Wasenberg.

Compartir en: