Logo Vodafone

Compartir en:

Después del Año de la Rata… ¿qué podemos esperar del Año del Buey en 2021?

Con la mirada puesta en dejar atrás un año de infausto recuerdo, en esta ocasión os traemos algunas buenas noticias: hoy viernes es un año nuevo, el Año Nuevo Lunar chino, que comienza el 12 de febrero de 2021 y termina el 31 de enero de 2022.

Pocas personas habrán lamentado ver el final de 2020, un año caracterizado por la pandemia mundial de COVID-19. Para aquellos que siguen el Año Nuevo chino, el cierre del trágico y tumultuoso Año de la Rata puede considerarse un alivio. Porque el 12 de febrero marca el comienzo del Año del Buey.

Como segundo animal del zodíaco chino, el buey denota el trabajo duro, la positividad y la honestidad que se manifestará en todos nosotros en los próximos 12 meses, según los astrólogos chinos, que también afirman que es un animal «firme, leal, gentil y digno de confianza», representando la prosperidad alcanzada a través de la fortaleza y el trabajo.

En el calendario gregoriano, el día del Año Nuevo Chino sucede en la segunda luna nueva del invierno. Las tradiciones marcan su final dos semanas después, este año el viernes 26 de febrero, cuando llega la fiesta de los farolillos con la luna llena. Y las celebraciones comienzan con un desfile nocturno con carrozas, dragones, bailarines y músicos. Aunque se espera que los fastos de este año sean más moderados de lo habitual, el espíritu del gigante asiático no se puede calmar.

Para unirse a la celebración del nuevo año lunar, Google ha creado un Doodle que da la bienvenida al Año del Buey, donde este animal aparece flanqueado por leones, que representan poder y sabiduría. El trío está enmarcado por farolillos chinos colgantes, que suelen tradicionalmente decorar casas y lugares públicos como símbolo de esperanza y alegría.

Siguiendo el calendario chino, que rota en ciclos de 60 años basados ​​en 12 ramificaciones terrestres, cada una representada por un año animal, y cinco años de elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua), 2021 es el Año del Buey de Metal. En un nivel más profundo, cada rama terrestre se caracteriza por una fuerza yin o yang.

En el Año de la Rata, la fuerza era el yang rápido, duro y activo, mientras que el elemento era el agua, que es conocido por «cambiar todo el tiempo». La rama terrestre del buey, por su parte, está asociada con el yin, que es lento, suave y pasivo. Su elemento es el metal, que representa estabilidad. Se cree que estas asociaciones y las características del buey tienen una gran sinergia y son en su mayoría favorables.

¿Cuales son las proyecciones que nos indican la tradición china?

Desde la noche de los tiempos, el destino de pueblos ha dependido de los astros. Los mayas, por ejemplo, se basaron en ellos para construir sus templos y edificaciones, para saber la época de cosechas, la de sequía y cuándo era el momento perfecto para recargar su energía con los astros.

Los chinos, del mismo modo que las culturas de Occidente, buscaban conocer el futuro para cambiarlo, para poder controlar lo que sucedía y centrarse en sus objetivos. Sus predicciones aseguran definir las características de una persona dependiendo de cuándo haya nacido, pero, a diferencia de Occidente, los chinos creen con fervor en el poder de la astrología y la conjugaron con la astronomía ancestral. Y es tan importante que rige toda su sociedad desde hace más de 4 milenios.

Así que si tenemos en cuenta que para ellos comienza el año chino 4719, no está de más analizar cuáles son sus predicciones para este Año del Buey que comienza hoy:

1- Se dice que el buey ocupa el segundo lugar en el zodiaco chino porque ayudó a la rata, pero luego fue engañado por ella. El mito dice que el Emperador de Jade declaró que el orden de los signos del zodíaco se basaría en las órdenes de llegada de 12 animales en una carrera. El buey podría haber llegado el primero, pero amablemente llevó a la rata sobre su lomo a condición de que le cantara durante el viaje. Sin embargo, al llegar, la rata simplemente saltó al final antes que el buey, y así el buey perdió el primer lugar.

2- En China, el buey se considera un animal de fuerza que se asocia con cosechas y fertilidad. En el pasado, la gente creaba un buey usando barro y lo golpeaba con palos como parte de un ritual de año nuevo para marcar el comienzo de la primavera. También se creía que colocar una estatua de metal de un buey en el fondo de un río podría prevenir una inundación. El antiguo arte chino del feng shui, que armoniza a las personas con su entorno utilizando fuerzas energéticas, también considera al animal como auspicioso, lo que le ha dado la reputación de conceder deseos.

3- Cómo hemos comentado este nuevo año tendrá un fuerte énfasis en el elemento de metal yin. El elemento metálico representa cualquier cosa brillante, desde joyas hasta la aguja de una jeringa. Por lo tanto, podemos ver un mayor énfasis en las industrias relacionadas con el metal en 2021.

4- Dado que este es un año del metal, por segundo año consecutivo, el color de 2021 será el blanco. Además del blanco, tenemos los colores de la suerte del buey: amarillo y verde, colores que, en según el feng shui, atraen prosperidad y éxito. Para aumentar la suerte, los chinos recomiendan usar accesorios de metal.

5- El buey, en la cultura china, es un signo zodiacal trabajador. Por lo general, significa movimiento, por lo que, con suerte, este mundo será menos estático que el año pasado y se volverá a mover en la segunda mitad del año. Este será un año en el que sentiremos plenamente el peso de nuestras responsabilidades, en el que será necesario redoblar nuestros esfuerzos para lograr cualquier objetivo.

6- Según el horóscopo chino, las personas nacidas en el Año del Buey son honestas y de buen corazón, rectos y sencillos. Tienen una gran capacidad de pensamiento, lo que les permite estar calificados para trabajos racionales con un fuerte sentido de la responsabilidad, trabajos profesionales que pueden ser muy estresantes como médicos o profesores. Su respeto por los límites y las tradiciones es para ellos muy importante, y son excelentes padres (aunque un poco estrictos). Rara vez encontrarás un buey que pierda los estribos con facilidad.

7- Este año no se producirán eventos explosivos o catastróficos, por lo que es un año favorable para la recuperación o consolidación económica, un año de inversiones a largo plazo. El año del Buey de Metal también es excelente para poner orden en la vida familiar. Después de todo, si la vida familiar es pacífica, ¡todo va mucho mejor! Así, 2021 es un año en el que todos los problemas se resuelven con disciplina. ¡Mucha disciplina!

8- Con el Año Nuevo lunar de este viernes 12 de febrero, tenemos otra oportunidad de borrar el 2020; y la energía frenética del Año de la Rata con él. Todos nos desequilibramos el año pasado. Y aunque este año nos ofrecerá un descanso de ese alto nivel de caos agotador, tampoco nos traerá necesariamente un viaje relajante y reparador a las Bermudas (lo sentimos). El buey está a punto de decir: ‘Ponte a trabajar’”. Porque eso es lo que hacen los bueyes, son animales de trabajo.

9- Si alguna vez hubo un animal que encarna la idea de que cosechas lo que siembras, ese el buey. Este es un año para tener claro lo que quieres crear, porque el buey trabaja en cosas que llevan tiempo. Si bien la rata del año pasado fue reactiva, el buey es proactivo, por lo que es hora de deshacerse del primer enfoque por el segundo. Y, afortunadamente, debido a que el elemento de este año es el metal también tendrás claridad sobre qué es lo que debe buscar.

10- Dicho esto, el buey también personifica la paciencia. Y mientras puede parecer difícil que practiquemos la paciencia después de más de un año esperando a que pase una pandemia, el buey se siente satisfecho con el trabajo que hace cada día al servicio de los resultados a largo plazo de ese trabajo. Entonces, mientras piensas en los destinos que deseas este año para saber qué dirección tomar, también será importante estar presente en el viaje diario para finalmente llegar allí. Regresar al mundo que queremos es un proceso y las cosas que son cultivadas y tienen un valor duradero toman tiempo.

11- Además de la paciencia, al buey también le gusta la rutina, por lo que parte de la reconstrucción será volver a los viejos hábitos cuando sea posible hacerlo. Y aunque la llegada de las vacunas marcarían el comienzo de una nueva era de hedonismo frenético, según el Año del Buey, estas no son necesariamente las cartas que tenemos que jugar. Probablemente tendremos más diversión y diversidad que durante el Año de la Rata, pero la locura no es realmente de lo que se trata en 2021. Cuando hablamos del buey, lo que estamos viendo es una reflexión sobre aspectos más profundos del mundo que nos rodea.

En última instancia, lo que pasamos en el Año de la Rata de 2020 nos cambió. El Año del Buey nos ayudará a reimaginar y reconstruir nuestras vidas, y el mundo, basándonos en nuestras nuevas perspectivas. Entonces, si bien 2021 podría no ser el año indulgente que esperabas, lo que sí es seguro, según la tradición china, es que está posicionado para permitirnos algo de la tranquilidad que tanto necesitamos para volver al camino correcto.

—–

Compartir en: